FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  Venezuela: La crisis del falso “Socialismo del siglo XXI” le da aire a la derecha
 
 

La crisis del falso “Socialismo del siglo XXI” le da aire a la derecha

¡Abajo la represión! ¡Ni Maduro ni la MUD!

Por una salida independiente para los trabajadores

Convocados por la MUD (Mesa de Unidad Democrática, oposición de derecha), hubo en Venezuela varias movilizaciones que contaron con presencia de estudiantes y sectores populares. Estas movilizaciones fueron violentamente reprimidas por el gobierno de Maduro. Rechazamos y repudiamos la violenta represión desatada, que va en crecimiento conforme se agrava la crisis en el país. 

Los dirigentes reaccionarios de la MUD se apoyan en un gran descontento que hay  en todo el país entre los trabajadores, la juventud y los demás sectores populares. Y este descontento se basa en la escasez de los productos de primera necesidad y las largas colas para conseguirlos, la altísima inflación, los bajos salarios, la devaluación encubierta, la destrucción de las industrias básicas por falta de inversión, la represión a las luchas y un largo etc. El régimen chavista –hoy dirigido por Maduro- y el “Socialismo del Siglo XXI”, es solo un maquillaje de izquierda, del mismo sistema económico capitalista, más allá de algunos roces –aunque en general solo de discurso- con el imperialismo. Este crecimiento de la derecha es por la propia responsabilidad el PSUV, que no tomó medidas de fondo para transformar la economía al servicio del pueblo, sino que siguió –con un discurso de “izquierda”- profundizando la dependencia del país, que hoy se paga con esta crisis brutal que la derecha quiere capitalizar en su favor.

La política de la oposición reaccionaria frente a la crisis

Actualmente, la oposición reaccionaria unida en torno a la MUD, está teniendo diferencias para enfrentar este proceso. El ala más dura a la cual Leopoldo López (ahora encarcelado) se encuentra a la cabeza, quiere forzar la salida del gobierno, y por ello convocan a manifestarse en las calles. El “ala blanda” cuya cara más visible es Capriles, se juega a sostener al gobierno hasta las próximas elecciones parlamentarias del 2015, tratando de garantizar la gobernabilidad mientras continúa el desgaste del gobierno del PSUV. Esta es la discusión que está teniendo la oposición.
 

Nuestra política frente a la crisis chavista que da aire a la derecha

Junto a nuestros compañeros de la Unidad Socialista de los Trabajadores (sección en Venezuela de la LIT-CI), llamamos a no participar de las movilizaciones de la MUD, pues solo buscan quedarse con las rentas del petróleo y todos los negocios que hoy maneja el PSUV, al servicio de su propio proyecto patronal. A su vez, repudiamos la represión y la violencia con la que el gobierno está actuando, exigimos plenas libertades de manifestación.

Se vuelve una tarea urgente poner en pie una verdadera alternativa de izquierda, independiente de los dos proyectos patronales que la MUD y el PSUV impulsan. Estos partidos no son una salida para los trabajadores.

Este complejo proceso que se da en Venezuela merece la atención y discusión de toda la izquierda: es el espejo donde hay que mirar a los gobiernos “progresistas”, que cada vez muestran de forma más clara, no ser una herramienta de los trabajadores, y mucho menos para la lucha por el socialismo.

- Lea la declaración de la UST en www.LITCI.org


¿Hay un golpe de Estado en marcha en Venezuela?

El gobierno de Nicolás Maduro ha salido al cruce de las movilizaciones, acusándolas de “fascistas” y afirmando que estaría “un golpe en marcha”, como en el 2002-2003. Con esto justifica la represión. Desde la UST, no vemos por el momento ninguna posibilidad de golpe. Las antiguas intentonas golpistas de la burguesía y el imperialismo fueron derrotadas por las masas con su movilización. No vemos ninguna corriente militar importante a favor de desestabilizar ni dar un golpe armado. Las Fuerzas Armadas Bolivarianas se ha integrado en los principales ministerios y gobernaciones, dirigen las principales empresas básicas (acero, hierro, cemento, por decir algunas), dirigen su propio canal de TV, su propia empresa constructora de viviendas, se declaran “participes de la construcción del socialismo del siglo XXI” y su cúpula se ha homogeneizado, luego del 2003.

Todos estos gobiernos (Maduro, Cristina, Correa, Evo y Dilma, se apoyan mutuamente cuando enfrentan a protestas. Y usan el mismo argumento del “golpismo” para justificar la crisis y condenar las protestas. Es muy importante distinguir cuando hay condiciones para que algún sector de la burguesía de un golpe de Estado, y cuando es puramente una “invención política” para justificar sus propias atrocidades y deslegitimar las luchas.



 

 

 
  Contador de Visitas: 158751 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=