FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  ELAC: Un Encuentro Internacionalista
 
"Encuentros internacionales hay muchos, internacionalistas muy pocos.

Este es uno"





Con esta frase definió una compañera el encuentro del ELAC, en Brasil, Minas Gerais.

 

Y si nos ponemos a ver lo que sucede, a nivel mundial, hoy más que nunca hay reuniones de todo tipo:  gobernantes y centrales sindicales, conclaves por continentes y zonas. Pero en general todos ellos apuntan a la conciliación, apuntan a mantener el control del reclamo de los de abajo para mantener todo como está, para garantizar el lucro del capital. Este encuentro de compromiso se desarrolló después de un impactante Congreso de CONLUTAS, con la presencia de cerca de 4000 delegados y en el cual pudimos presenciar la euforia y el entusiasmo con que se reconstruye en Brasil la alternativa clasista y combativa.  Sin eludir ningún tema del debate.

Desde hace mucho tiempo,  los trabajadores, mujeres y hombres dominados y oprimidos vivimos esta etapa histórica con mucho dolor y pesadumbre. Pese a las enormes peleas que se han desarrollado en todo el mundo, la clase trabajadora como tal no ha podido unirse para dar las luchas que necesitamos de forma autónoma e independiente, de estados, gobiernos y partidos. Resulta que para el ELAC, en Minas Gerais, nos reunimos al comienzo de julio 2008, trabajadores de más de 20 países, para intentar poner en pie aquel legado histórico de Proletarios del mundo unios.

Unidos para reconstruir el rol protagónico de la clase en los cambios históricos, para organizar la solidaridad efectiva, para unir lo que el capitalismo fracciona, para actuar como clase para sí y no para el juego de la opresión. En principio, estuvimos presentes compañeros y compañeras del Caribe y América Latina, Brasil, Haití, México, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Venezuela, Perú, Chile, Ecuador, Bolivia, Argentina, Paraguay, Uruguay, sumándose también de Canadá, EEUU, Rusia, Alemania, Irlanda, España, Portugal, Suecia. Mujeres y Hombre vinculados a la enseñanza, mineros, estatales, campesinos, artesanos, transportistas, profesionales, etc, etc.

Los temas de debate fueron todas las inquietudes y necesidades que tenemos como clase hoy: el fraccionamiento, la criminalización, la discriminación, los DDHH de la clase, la educación, la solidaridad efectiva, las guerras saqueadoras, el avance represivo, la militarización del mundo, la Ocupación de Haití y el Congo, los compañeros y compañeras asesinadas o desaparecidas, en Colombia, en Chile, los procesamientos, la desocupación, la actuación de las multinacionales y el imperialismo en todas sus formas, es decir: la represión con signo de clase para desalentar a la clase a luchar. Y por supuesto todo el dilema de por qué caminos andar, estrategias y tácticas en debate.

Las formas de producción actual del capitalismo nos exigió, sin duda, la búsqueda de una discusión que contuviera aparte de los diagnósticos de etapa, el compromiso revolucionario de rearmar las filas de los trabajadores en cada realidad.

Cada uno de los allí presentes tuvimos la convicción y la emoción, cuando en el cierre cantamos La Internacional que estábamos viviendo un momento histórico; así como lo expresó el compañero Mario: algún día vamos a decir: yo estuve allí.
 

En estos tiempos tan terribles de conciliaciones, de deserciones, de traiciones y claudicaciones te llena de energía una instancia tan profunda enraizada en las luchas históricas por la liberación, ahora, queda todo por hacer.

Está ahora en nosotros que este ámbito camine, ejerciendo en principio los vínculos que hayamos y sostengamos la red de solidaridad para conocer más a fondo nuestros problemas, diferencias y acuerdos (que son muchos) como podrán leer en el manifiesto del ELAC. Acuerdos que no desconocen la riqueza de nuestra diversidad, ideológica, política y que contiene las más disímiles experiencias, eso no será un obstáculo si logramos poner por encima nuestra conciencia de la necesidad de avanzar en lo que alguna vez soñamos acá, en el local de ADEOM, estudiando el Manifiesto Comunista de Engels y Marx: caminar hacia un manifiesto de los trabajadores que impacte tanto como lo hizo aquel fantasma que recorrió Europa. Hoy han pasado décadas y la profundización del camino al Socialismo está plagada de derrotas, de las cuales habrá que aprender, pero en el horizonte de Minas Gerais se vislumbró la "loca idea" de convertir la necesidad en posibilidad.

 

 Irma Leites

---------------------------------------------------------------------------------------

DESCARGA NUESTRA PRENSA HACIENDO CLICK AQUÍ

 
  Contador de Visitas: 158751 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=