FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  Egipto: Ola de huelgas paraliza la nación
 

Ola de huelgas paraliza la nación


Millones de trabajadores egipcios, cuyos bajísimos salarios los hunden en la miseria, permanecen en huelga por sus reivindicaciones salariales y laborales.

La huelga de los 600 obreros de una empresa de mantenimiento del canal de Suez y la amenaza de cierre del canal, el día en que fue anunciada la renuncia de Mubarak, desató la alarma. Tras esa huelga se han declarado muchas más ahogando una economía que ya ha perdido uno de sus mayores recursos: el turismo.

"Esto es un problema puramente económico. Queremos un aumento de sueldo del 15% que se aplicó a los funcionarios", declaraba un trabajador. Los carros de combate cortan la avenida principal de acceso al canal y tanto los camiones, como los coches o las bicicletas tienen que dar un rodeo.

La huelga se extendió a varias empresas prestadoras de servicio a la Administración del Canal y a las tres principales ciudades del canal -Suez, Port Said e Ismailiya. Los trabajadores informan que sus protestas no van a interferir con las operaciones del canal, que conecta al Mediterráneo al Mar Rojo y al Océano Índico. Un posible bloqueo de esta vía, en la que a diario cruzan del Mediterráneo al mar Rojo, y viceversa, unos 45 a 50 barcos, es evidente. El canal aportó unos 4.700 millones de dólares en el 2009 y, demás, es de un gran valor estratégico, por el oleoducto que transporta a diario 1,1 millones de barriles de petróleo.

El domingo 13 trabajadores ferroviarios bloquearon las vías del tren de larga distancia de la estación central de El Cairo, reclamando el pase a planilla con aumento salarial.

La huelga alcanzó al sector textil, uno de los pilares de la exportación egipcia. Los obreros y trabajadores de la mayor empresa pública textil, Misr (24.000 empleados), en Mahalá al Kubra, centro de la industria textil del país y un reducto de resistencia obrera en el delta del Nilo, inició el 16 de febrero una huelga indefinida. En un comunicado divulgado el día 18/02, los trabajadores del sector textil en huelga dijeron que ellos no van a participar más de una central sindical controlada por el gobierno y que pretenden juntarse a la nueva Federación Egípcia de Sindicatos Independentes, creada el 30 de enero.

El aumento del precio de los productos básicos ha castigado enormemente a la mayoría de los más de 83 millones de egipcios, que en su mayoría vive con 2 dólares al día. En Alejandría, la segunda ciudad del país, decenas de miles de funcionarios de la enseñanza y de la salud se declararon también en huelga. La lucha congrega al 70% de la población que tiene menos de 30 años. Otra huelga fue informada en una fábrica de produtos farmacéuticos.

En la ciudad costera de Damietta, trabajadores de fábricas textiles, también entraron en huelga.

En el Cairo, se encuentran en huelga indefinida médicos, trabajadores de la salud y estudiantes de medicina. También saldrán a la huelga trabajadores del aeropuerto de El Cairo y bancários. Los bancos, que habían reabierto la semana pasada, volvieron a cerrar nuevamente esta semana en medio de una ola de protestas por salarios y contra los abusos de los gerentes.

La apertura de las escuelas fue aplazada por más de una semana, y no existe una fecha definida para la apertura de la Bolsa de Valores, que algunos temen que pueda caer en función de las repercusiones que los movimientos huelguistas puedan tener sobre la economía del país.

Los 1.200 trabajadores de la azucarera El Fayoum empiezan su segundo día de huelga para elevar sus salarios, reintegrar a los despedidos, incluida la sindicalista Ashraf Abd EL Yunis. Los 10.000 empleados de Correos prosiguen su huelga para aumentar sus salarios al igual que sus compañeros de telecomunicaciones.

Miles de trabajadores de la petroquímica y el Ministerio de la Agricultura, continúan las huelgas y las ocupaciones para obtener el reintegro de diferencias salariales. 9.000 empleados de la fábrica de aluminio de Naga Hamadi en huelga exigen la destitución del gerente ejecutivo por malversación de fondos.

Junto a ellos llegan a decenas de miles de trabajadores en huelga, en uno de los más intensos episodios de conflictos laborales de Egipto. El gobierno dijo que no tolerará más protestas y repetidamente ha pedido a los trabajadores que acaben con sus huelgas, sin éxito.

“Tenemos derecho a pedir aumento, ganamos la revolución”, dice un trabajador en la plaza Tharir. Ante la amenaza de la Junta, dice que “Están equivocados, no son así las cosas. Va a estallar una huelga general si no atienden las demandas”.

Los problemas apuntan a un creciente desafío para las fuerzas armadas y el gobierno provisional: cómo atender las demandas en medio de la parálisis de la economía local y la crisis económica mundial. Otro hecho es que las propias fuerzas armadas controlan cerca del 30% de la economía del país, siendo, por lo tanto, patrones de buena parte de los trabajadores en huelga. Tendrán que decidir entre reducir sus propias ganancias o correr el riesgo de enfrentar una oleada ascendente de huelgas. La revolución en Egipto no terminó con la caída de Mubarak. Si depende de la disposición de los trabajadores, ella está apenas comenzando.
22/2/11

 
  Contador de Visitas: 158703 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=