FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  EEUU: Crece el movimiento "Occupy Wall Street"
 
 
Crece el movimiento “Occupy Wall Street”

Desde que unos cientos de activistas ocuparon los alrededores de Wall Street, el movimiento Occupy Wall Street no sólo ha crecido en Nueva York, sino que se ha extendido a varios estados del país imperialista.

El movimiento Occupy Wall Street se inició el 17 setiembre en el distrito financiero de Nueva York para protestar contra la crisis económica y los abusos del sector bancario y buscar que "se escuche la voz del 99 % del país y no la del 1 % que sigue enriqueciéndose", según su página web.

"Por qué la vida es perra? Porque no gravan a los ricos", (en inglés "Why life is a bitch? Because we don't tax the rich") es el principal lema de los indignados, que hacen ocupaciones simbólicas en varios bancos San Francisco, en California. Igual situación se vive en Massachusets, Illinois, Texas, Carolina, New Jersey y un largo etc.

Este movimiento, es, quizás, la expresión más avanzada de la situación de los trabajadores, en especial de los jóvenes y del pueblo estadounidense, que viene desde la crisis del 2008.

El alto índice de desocupación (entre inmigrantes y nativos), de más del 20%, la baja en el consumo y la pérdida de sus casas es el “precio” que deben pagar para sacar a los banqueros y empresarios de su crisis más escandalosa.

A eso ya comenzaron a decirle no. No es casual que, en la última entrevista de Obama a ABC News TV el 3 de setiembre, indicó que no piensa que la mayoría de los estadounidenses estén mejor económicamente que hace cuatro años, antes de que fuera elegido. Por eso defendió sus políticas económicas, “porque su gobierno ha hecho progresos constantes para estabilizar la economía” y, evidentemente, no lo logró. Así es que exhortó “a los líderes del Congreso para que aprueben su propuesta de US$ 447.000 millones” para impulsar el crecimiento del empleo, afirmando que “el proyecto de ley podría ayudar a que un 1.9 millones de personas a regresar a trabajar”.

Lo real es que las “políticas económicas” del gobierno han desatado un desempleo masivo, dejó “correr” la famosa ley Texas para derogar las negociaciones colectivas de trabajo, la cual fue frenada por el importante rechazo entre los trabajadores y la población estadounidense. A ello se agregan “las políticas” de mayor privatización de la salud y la educación y la ya rebajada bonificación al desempleo, que es de 6 meses que, si no encuentran trabajo, la pierden.

Es bien claro, para Obama, las “medidas económicas” son el ataque permanente a los trabajadores y a su nivel de vida. O sea, es la expresión palpable, en carne y hueso, de que la crisis, para el gobierno de Obama, para los republicanos y los Tea Party (ultraconservadores yanquis) la tienen que pagar “sólo” los trabajadores y el pueblo empobrecido de EE.UU.
 
Uno de los principales detractores de esta política, es Warren Buffett, uno de los superricos de EE.UU., a quien The Wall Street Journal lo tacha de “traidor a su clase”, porque reconoce que hay clases sociales, que hay lucha de clases que “cada día los ricos ganan más a costa de los intereses de la mayoría de la población” (The New York Times, 15 de agosto del 2011, “Stop coddling the super-rich” –Basta de mimar a los superricos). Informó que este año el pagó menos del 17% de impuestos sobre sus ingresos anuales, un porcentaje mucho menor que el de sus empleados que, en promedio, fue del 36%! Agregó que “los impuestos sobre las rentas del capital gravan mucho menos que las rentas del trabajo, lo cual es una injusticia” (Idem).

Si esto lo hubiéramos dicho los revolucionarios de la LIT, seguramente seríamos blanco de ataques. Pero, para Buffett, partidario del incremento de impuestos a los ricos, tiene más que ver con la necesidad de “aflojar un poco la cuerda” para que estas manifestaciones cesen. O sea, su interés de clase prevalece sobre su interés como individuo y el de los ocupas que, de continuar su extensión puede tener implicancias que ataque a sus propios intereses de clase.

Sin embargo, son más los que no sólo opinan lo mismo, sino que se solidarizan con Occupy Wall Street: Michael Moore, que han lanzado una campaña por Internet y está presente diariamente, Susan Sarandon y Martin Sheen que fueron al acampe y ciento de personalidades de todos los sectores. Quizás los más solidarios y comprometidos son los habitantes que rodean Wall Street que les han dado las veredas de sus casas para que se queden y la policía no pueda ni echarlos ni reprimirlos.

Y son más los que se unen al movimiento, como grandes sindicatos de la ciudad: Transport Workers Union (TWU), de trabajadores de los servicios de autobús y metro; de las diferentes aerolíneas del país: United Federation of Teachers, de maestros de escuelas públicas de Nueva York, entre otros (1), que han decidido unirse a las concentraciones en el sur de Manhattan.

La represión de Obama
 
Desde el mismo 17 de setiembre, miles de policías atacaron con ferocidad a los “ocupas”, llegando a llevarse hasta 700 detenidos, los cuales salieron en libertad y volvieron a ocupar la zona.

Ahora la represión que ejercen a diario contra los trabajadores y pueblos de Irak, Afganistán, Haití (a través de los Cascos Azules) y palestinos (a través de su gendarme israelí), la ha instalado en su propio país, contra sus propios habitantes.

Mientras reclaman el derecho de los libios contra la dictadura de Gadafi, les prohíbe a sus “ciudadanos” protestar pacíficamente. Esa es la famosa democracia que defiende el imperialismo yanqui.

El movimiento de “ocupas” ha comenzado a extenderse y surgió una iniciativa para contrarrestar a las corrientes conservadoras en Estados Unidos, que lo definen como “el auge del movimiento progresista en Estados Unidos”.

Decenas de activistas de distintas posiciones políticas “progresistas” desde el lunes 3 de octubre se reúnen en el Hotel Washington Hilton, donde intercambiarán ideas para el lanzamiento de "movimiento progresista" y su estrategia para las elecciones de 2012.

"Tal como hemos visto una primavera árabe veremos un otoño estadounidense”, dijo Van Jones, un ambientalista y ex funcionario de la Casa Blanca, en declaraciones a la cadena de televisión MSNBC. Jones precisó que la agrupación acoge a diferentes tendencias políticas para oponerse a corrientes ideológicas como el neoconservador Tea Party, el Partido Republicano y el Partido Demócrata.

Su objetivo es “una ofensiva en octubre para recuperar el sueño americano y rescatar a la clase media”. En la convocatoria, a título personal, participan algunos representantes demócratas, así como el presidente del Sindicato Siderúrgico estadounidense, Leo Gerard, y Robert Reich, ex secretario de Trabajo durante el gobierno del presidente Bill Clinton.

Sin embargo, en la misma no participan representantes de los Ocupa Wall Street, que continúan la protesta. Ellos dicen que con la extensión del movimiento, desde el domingo 2 de octubre, a ciudades como Filadelfia, Seattle, Chicago, Boston y Los Angeles, han iniciado la publicación del diario The Wall Street Occupy, y vienen haciendo coordinaciones con los activistas de esas y otras ciudades, así como de Canadá, Japón y España, donde ya existen los movimientos de “ocupas” para realizar una ocupación mundial para una fecha que van a determinar.

Lo que les preocupa a los Buffetts y Jones es quiénes lideran el movimiento y tratar de encausarlo hacia la “práctica democrática” del voto. Encausarlo, desviarlo, frenarlo. Ese sería el objetivo de la reunión en el Washington Hilton.

Estas protestas, al parecer, encuentran no sólo solidaridad, sino que han comenzado a realizar coordinaciones con aquellos países donde sufren los mismos problemas que en EEUU.

Es un primer paso, importante y, en los días que sigan, sabremos si esto se concreta. De ser así, comenzaría a consolidarse un nuevo momento de luchas en EE.UU.

Lo que sí sabemos es que es una situación ya insostenible para los trabajadores y el pueblo estadounidense y que podrá triunfar si hay una dirección consecuente e independiente del gobierno y de todos aquellos que, al calor de esta oleada, pretenden encaminarla, exclusivamente, hacia las elecciones del 2012.

Notas

(1)AFL-CIO (AFSCME), United NY, Strong Economy for All Coalition, Working Families Party, TWU Local 100, SEIU 1199, CWA 1109, RWDSU, Communications Workers of America, CWA Local 1180, Professional Staff Congress – CUNY, National Nurses United, Writers Guild East, VOCAL-NY, Community Voices Heard, Alliance for Quality Education, New York Communities for Change, Coalition for the Homeless, Neighborhood Economic Development Advocacy Project (NEDAP), The Job Party, NYC Coalition for Educational Justice, The Mirabal Sisters Cultural and Community Center, The New Deal for New York Campaign, National People's Action, ALIGN, Human Services Council, Labor-Religion Coalition of New York State, Citizen Action of NY, MoveOn.org, Common Cause NY, New Bottom Line, 350.org, Tenants & Neighbors, Democracy for NYC, Resource Generation, Tenants PAC.

·Occupy Wall Street: http://www.occupywallst.org

·Occupy Toronto: http://www.occupyto.ca/

http://www.occupytogether.org/

10/10/11
 

 
  Contador de Visitas: 154107 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=