FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  Honduras y las elecciones
 
"Las elecciones: estábamos allá para denunciarlas"


"No estábamos allá para observar las elecciones. Estábamos para denunciarlas"

 

El dirigente de la Coordinación Nacional de Luchas (CONLUTAS), Dirceu Travesso, y un representante del Sindicato de los profesores universitarios de Brasil (ANDES) estuvieron en Honduras durante las elecciones del día 29 de noviembre. El objetivo del viaje fue apoyar al Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado que denuncia la ilegitimidad de la elección. De regreso al Brasil, Dirceu conversó sobre el proceso en entrevista para el portal de la LIT-CI.

 

¿Como fue el proceso electoral y cual es el balance que usted realiza de las elecciones en Honduras?

 

Las elecciones fueron un fraude. Los observadores internacionales estaban allá para legitimar las elecciones. El gobierno golpista dice que un 62% acudió a las urnas, pero hay muchas otras informaciones que lo contradicen. Creo que menos del 50% de población realmente votó. Una organización de los EUA, llamada "Construimos la Democracia", que trabaja con el auspicio de National Democratic Institute (NDI) y de  National Endowment for Democracy (NED) del Departamento de Estado de los EUA  divulgó que 49% de los electores fueron a votar. Esa información fue entregada en el mismo momento en que los golpistas decían que era un 62%. Quiere decir que la mayoría no voto a la mayoría, como ello intentan convencer.

 

Había un proceso de resistencia muy fuerte al golpe, que continua polarizando los movimientos sociales. Un día después de las elecciones hubo caravanas de carros en los barrios de la periferia de Tegucigalpa. Esa manifestación tenia un significado muy interesante. Para votar en Honduras las personas deben untar sus dedos con tinta que solo desaparece después de 48 horas. El lunes salían las personas de sus casas con las manos levantadas para mostrar que estaban limpias de tinta.

 

Pero es necesario recordar, por otro lado, que hubo una victoria política del imperialismo. Consiguió realizar las elecciones y legitimarlas en la comunidad internacional, además de haber atraído una parte de la población hondureña para votar; permitió al imperialismo una victoria política para legitimar el presidente electo, aunque exista una crisis entorno del gobierno de facto de Roberto Micheletti.

 

La situación de Honduras solo puede ser entendida en el marco de la situación  internacional. Usted encuentra cosas curiosas, como un golpe que el imperialismo no puede sustentar. Después, los EUA intentan construir una salida con las elecciones dentro del régimen democrático burgués, y ahora intenta obtener el reconocimiento de la victoria de Pepe Lobo.

 

Las elecciones abrieron la posibilidad para que el imperialismo estabilice y encuentre una salida para el país con el reconocimiento de ellas.

 

El candidato que representaba los sectores más duros de los golpistas, el candidato del Partido Liberal (PL), Elvin Santos, sufrió una derrota muy grande. El PL es históricamente mayoritario en Honduras. Solo pierde las elecciones cuando hay divisiones internas. En ésta oportunidad eso se expresó en forma categórica. 

 

La victoria de Pepe Lobo representó una derrota electoral de los golpistas, pero ofrece una oportunidad mayor al imperialismo en su tentativa de "estabilizar" el país en el marco de la reacción democrática y de la sumisión a todos sus planes y proyectos económicos.

 

Hay otras cuestiones que son importantes en la discusión, tienen que ver con los limites de la resistencia y la contradicción que ese frente tiene con la figura de Zelaya.

 

Con una resistencia impresionante, con organización fuerte, pueblo en las calles, movilizaciones y enfrentamientos, Zelaya ni siquiera fue capaz de buscar una salida para su retorno a la presidencia. Zelaya es un político burgués, que subordinó todas las manifestaciones contra el golpe a las negociaciones internacionales que ocurrían. Zelaya no quería enfrentar su propia clase, por eso las manifestaciones fueron usadas por él para buscar una salida negociada con los golpistas. Éstos, en cambio, no temían tanto el retorno de Zelaya. Su preocupación era sobre como sacar las masas del proceso. Si las masas podían salir victoriosas o no.

 

Por otro lado, Honduras se suma al cuadro general de América Central, marcado por mucha inestabilidad. Esta es una de las regiones más afectadas por la crisis económica. La situación económica en Honduras es difícil y empeoró después del golpe. En muchos  países de la región, una de las más importantes fuentes de ingreso de divisas eran las remesas en dólares enviados por inmigrantes en los EUA. Esos inmigrantes, sin embargo, son los sectores más afectados por la crisis y el desempleo. Sume a eso, la inestabilidad política para el imperialismo en la región, con gobiernos de Frente Popular en El Salvador, en Nicaragua, además da la gran polarización social en la región.

 

¿Como termina la relación de la resistencia con el nuevo gobierno y que balance hace el Frente de Resistencia de todo el proceso?

 

Ellos renunciaron a la reivindicación de restitución de Zelaya. En este momento ellos están discutiendo como reordenar la lucha. Pero quieren mantener como centro la lucha por la Asamblea Constituyente. Por lo tanto, el problema crucial de la resistencia es que ellos continúen apostando en un frente con la presencia de zelayistas y del propio Zelaya, mejor dicho, un frente que servirá como un brazo político para actuar dentro de los intereses del presidente depuesto. O sea, el frente desafortunadamente no concluyó que lo principal del proceso es la necesidad de tener un organismo de lucha, con independencia de clase, que no este sometido a Zelaya en la lucha para derrotar el golpe y restituirlo en el gobierno. Toda esa lucha no puede estar subordinada a los intereses de un político burgués. Como burgués, Zelaya mostró todos sus limites enfrentando a los golpistas.

 

Esa contradicción existe aun internamente en el frente, como estuvo en todo en periodo de resistencia. Las luchas estaban limitadas a una estrategia que no era derrotar los golpistas, y si por el mantenimiento de la presión por las negociaciones.

 

Al renunciar a la restitución de Zelaya, en realidad, el frente acaba inclinándose por la aceptación de la "normalidad" con el nuevo gobierno de Pepe Lobo. Sin embargo no existe ninguna declaración formal sobre eso, pero esa política apunta para ese sentido.

 

Otra equivocación del frente fue la ocurrida en el día de elecciones. El frente llamó al boicot, pero pidió a la gente que se quedaran en la casa. Ese tipo de cosas ayudaron al imperialismo y a la propia burguesía hondureña a legitimar las elecciones. Excepto en San Pedro Sula, donde hubo enfrentamiento, en el resto del país las elecciones transcurrieron de manera calmada y tranquila. ¿Por qué? Porque la resistencia llamó al boicot, pero pidió que las personas se quedaran en casa. No llamó a los trabajadores para que salieran a las calles.

 

Los gobiernos que decían que no aceptarían las elecciones, especialmente Lula,  formalmente mantiene esa posición. Sin embargo, concretamente no tomaron ninguna medida que pudiese impedirlas, como una sanción, boicot económico, etc. Así permitieron que las elecciones se realizaran. Y ahora, a pesar de las declaraciones de que no van a reconocer a los golpistas, comienzan a dar señales de reconstrucción de las relaciones con el nuevo gobierno. O sea, no van a reconocer el gobierno golpista de Micheletti, pero con el tiempo reconocerán el de Pepe Lobo. No fue gratuito que Pele Lobo, luego de ser electo, dijera que conversaría con Lula para explicar la nueva situación del país.

 

¿Cual es la importancia de ese viaje para CONLUTAS?

 

El recibimiento fue muy fraternal. Desgraciadamente había pocas delegaciones internacionales. Pero nosotros, lo mismo que las delegaciones internacionales de la resistencia, no presentamos credenciales al gobierno. No estábamos allá para observar las elecciones. Estábamos para denunciarlas.

 

Tuvimos la oportunidad de participar de actividades, como la asamblea del frente que ocurrió en la víspera de la elección. Participamos también de una manifestación el lunes  siguiente. El domingo, día de la elección nos repartimos, Elvio, de ANDES, quedó en Tegucigalpa. Y Yo fui para el interior, donde habían denuncias de detenciones y represión.

 

Creo que para CONLUTAS, el viaje reafirma nuestra vocación de ser un organismo de la clase trabajadora. Como organismo da clase, siendo minoritario y pequeño, estamos presente en situaciones tan importantes como en la lucha contra el golpe en Honduras. Ese viaje de Elvio y mío fortalece la concepción de que CONLUTAS busca construir una relación internacionalista con la clase trabajadora.
 
  Contador de Visitas: 162622 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=