FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  Se funda nueva Central, pero la Intersindical rompe con el Congreso
 

Se funda la nueva central, pero la Intersindical rompe con el congreso

Escrito por PSTU - Brasil   
Martes 08 de Junio de 2010 23:31
 
Miles de activistas sindicales se reunieron para elegir cerca de tres mil delegados que se desplazaron a Santos  (San Pablo, Brasil) desde todo el país, con la propuesta de fundar una nueva central.
 
Existía un amplio acuerdo de formar una organización que fuese una alternativa a las centrales gubernamentales, y con una plataforma de acción para las luchas inmediatas de los trabajadores. También hubo acuerdo entre todas las fuerzas convocantes del congreso que las diferencias que existiesen deberían ser resueltas por la base, en el propio congreso.
 
Sin embargo, después de perder la votación  sobre el nombre de la entidad, la Intersindical, Unidos para Luchar (CST) y el Movimiento Avanzando Sindical (MAS) rompieron con el congreso, sin importarles no sólo los otros delegados, sino también las reglas bajo las cuales fue convocado el congreso. Esos sectores no aceptaron la propuesta de nombre que había salido triunfante: Conlutas-Intersindical - Central Sindical y Popular (CSP). Tendrán que explicar en sus bases porque rompen con un congreso en función de algo como el nombre de la entidad.
 
Esa discusión tenía como telón de fondo una negativa sectaria por parte de la Intersindical de que hubiese cualquier mención a la Conlutas en el nombre de la nueva entidad. Querían negar así la rica contribución dada en estos seis años que la Conlutas existió, como en las grandes movilizaciones de los empleados públicos contra la Reforma de las Jubilaciones, en las dos grandes marchas a Brasilia, en la lucha contra los despidos de la Embraer, y en numerosas huelgas por todo el país.
 
Ellos argumentan contra el “hegemonismo”. ¿Que clase de “hegemonismo” es ese, si el nombre propuesto era “Conlutas-Intersindical”? En realidad, lo que se quería era imponer, de forma sectaria, la exclusión de cualquier mención a la Conlutas en la nueva central.
 
Sin embargo, estaba en discusión más que un nombre. Lo que estaba en cuestión era la metodología de la democracia obrera. La Intersindical quería imponer un criterio del tipo: “O aceptan lo que yo quiero, incluso siendo minoría, o rompo”. Es decir, no podría existir una participación real de las bases en las decisiones y prevalecería sólo el consenso entre las corrientes políticas.
 
Si la nueva central ya naciese con esa característica, nacería muerta. Mañana vendría el mismo método en todas las cuestiones políticas y se impondría la parálisis y el burocratismo. Por este motivo, el Conclat fue convocado, de común acuerdo, con otro criterio: que las diferencias serían resueltas a través de votaciones de los delegados, es decir, por la democracia obrera. Fue con esa democracia que la Intersindical rompió.
 
Una nueva central
 
El congreso, al constatar la ruptura, resolvió mantener todas las votaciones, definir una dirección provisional y llamar a las corrientes que habían roto a que repiensen su actitud y pueda recomponerse la unidad.
 
La nueva central Conlutas-Intersindical-Central Sindical y Popular fue fundada. Más débil de lo que podría ser, si no hubiese existido la ruptura. Los delegados del congreso eligieron una dirección provisional con 21 nombres para funcionar hasta la próxima reunión, de aquí dos meses. La nueva entidad ya va a expresarse en la lucha de clases contra el veto del gobierno Lula al fin del factor previsional (coeficiente jubilatorio). Junto con esto, continuará llamando a la Intersindical a recomponer la unidad.
 
Reanudar la unidad
 
Las otras corrientes que permanecieron en el congreso hicieron una evaluación de la crisis abierta. Janira Rocha, del MTL (Movimiento Tierra y Libertad), afirmó que, desde el inicio el movimiento viene luchando por la unidad, terciando en los conflictos entre los diferentes sectores y defendió a reanudada de los esfuerzos por la unidad.
 
Guilherme Boulos, dirigente del MTST (Movimiento de los Trabajadores sin Techo), criticó la postura de la Intersindical: “Nosotros votamos a favor del nombre ‘Central Clasista de los Trabajadores', pues no concordábamos con el nombre que los compañeros de la Conlutas propusieron, pero no por ello dejamos de estar aquí”, afirmó, recordando que la necesidad de organización de la clase trabajadora “está por arriba de esas cuestiones”. Críticó al PSTU pero terminó reafirmando que el MTST “estará presente en esa nueva central que estamos construyendo” y agregó: “A partir del momento en que termine este congreso, debemos reanudar todos los esfuerzos para lograr nuevamente esa aproximación”.
 
José Maria de Almeida,  Zé Maria, de Conlutas afirmó en su evaluación: “El camino de la construcción de la unidad no es una lucha fácil”. Sobre la polémica, Zé Maria afirmó que el nombre “Conlutas” no es de ninguna “fuerza mayoritaria” sino un nombre construido por miles de trabajadores durante años. Para el dirigente, la polémica real que determinó el retiro de los sectores de la Intersindical del congreso es la falta de respeto a la democracia obrera. “Ninguna fuerza, sea ella minoritaria o mayoritaria, es dueña de un nombre o de una entidad. Es siempre la base que debe decidir, y la base está aquí en este congreso”, afirmó.

Fuente: www.PSTU.org.br

 
  Contador de Visitas: 157184 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=