FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  Mundial de fútbol: Los ojos vueltos a Sudáfrica
 
Mundial de fútbol: los ojos vueltos a Sudáfrica
Escrito por Jeferson Choma - PSTU   
Viernes 21 de Mayo de 2010 03:41
 
El Mundial de Sudáfrica empieza el día 11 de junio. Esta vez todos se vuelven a ver un gran espectáculo. Todos quieren algo bien diferente a lo que fue la aborrecida Copa del 2006. La expectativa es ver el arte fluir de los pies de ases como Kaká, Eto'o, Messi, Cristiano, entre otros. 
 
Esta vez, sin embargo, la gran novedad es que el mayor evento del fútbol mundial acontecerá en Sudáfrica. Será la primera Copa realizada en el continente negro.
 
De forma hipócrita, muchos representantes del capital, dijeron que la Copa será una “oportunidad para cambiar la imagen de África”. Sin embargo, lejos de ofrecer una “oportunidad” para los pueblos del continente, particularmente para los trabajadores de Sudáfrica, la Copa será bastante oportuna para que un puñado de capitalistas cobren alto. Una prueba de eso, es que dos días antes, la Fifa pretende encabezar un encuentro con la cúpula de dirigentes y patrocinadores para debatir la transformación del fútbol en un negocio globalizado y billonario. 
 
Negocio billonario
 
Pero además del talento de las estrellas en el campo, desde hace tiempo el fútbol se volvió un negocio extremadamente lucrativo. Lo que pasa con el fútbol tiene que ver con lo que ocurre en otros sectores de la vida social dominados por el capitalismo, que se apropia de toda creatividad humana para preservar la explotación.
 
El dinero movido por el deporte representa, según la FIFA, 1% del PIB mundial. En cambio, la Comisión Europea estima que el fútbol mueve 2% del PIB del continente, lo que lo transforma en uno de los mayores sectores de la economía. En el 2006, los niveles anuales de renta eran tres veces el volumen registrado en 1996. Hoy hasta se habla de la existencia de una “hoja financiera del fútbol”.
 
En países imperialistas, como Inglaterra, hay clubes que tiene una renta anual superior a la de países enteros, como es el caso de Manchester United. El club británico mueve por año 1,4 mil millones de dólares, un valor que llega cerca del PIB de muchos países africanos, como Liberia, Cabo Verde o Gambia.
 
Sudáfrica: historia de luchas y explotación
 
La realización de la primer Copa en África está produciendo una enorme expectativa alrededor del evento. Inclusive, y sobre todo, por parte de la mayoría del sufrido pueblo sudafricano, los negros,  así como gran parte de los brasileños, son apasionados por el deporte. Para 88% de la población sudafricana, la realización de la Copa en Sudáfrica es motivo de orgullo. Eso tiene todo un significado. Al final, ese país tiene una bella historia de lucha contra el régimen racista del Apartheid. 
 
Si por un lado la lucha del pueblo sudafricano sepultó ese odioso régimen, por otro, eso no significó una mejoría de las condiciones de vida de la mayoría de la población negra del país. Hoy no existe más un régimen que separa formalmente a negros y blancos. Pero hay en el país un nuevo tipo de “apartheid social” que mantuvo a la mayoría negra del país en la más absoluta miseria, mientras pocos enriquecieron en el poder.
 
En estos últimos 20 años, todos los gobiernos del CNA (Congreso Nacional Africano), inclusive el de Mandela, no hicieron otra cosa si no aplicar de forma rigurosa y obediente las políticas neoliberales recomendadas por el FMI. El resultado es una profunda crisis social vivida en el país. El desempleo alcanza al 40% de la población de Sudáfrica – 28% según los dados oficiales. La desigualdad social también aumentó y la expectativa de vida cayó, arrastrada hacia abajo por la mayor epidemia de SIDA del mundo y por la explosión de la violencia urbana.
 

Una prueba de esa profunda división social aconteció en los preparativos para el Mundial. Miles de trabajadores pobres fueron expulsados de sus barrios para dar lugar a la construcción de estadios enormes y lujosos. Muchos de estos habitantes habían sido transferidos a sitios extremadamente precarios, como la “Blikkiesdorp”, que quiere decir ciudad de lata. En este pueblo las casas son hechas de zinc y cada familia tiene sólo 18 metros cuadrados para vivir.
 
Por otro lado, la construcción de los estadios para la Copa sólo fue posible debido a una intensa superexplotación de los trabajadores. Según el sindicato, los operarios que trabajan en la construcción de los estadios para el Mundial recibían menos de 4,50 rands (10 pesos uruguayos) por hora. Esa situación llevó a que los trabajadores realizaran diversas paralizaciones y una huelga el año pasado. Cerca de 70 mil trabajadores adhirieron a la huelga y pusieron realización del Mundial en jaque.
 
Como aquí en Brasil, Argentina, España, Italia, y otros países alrededor del mundo, muchos africanos quedarán hipnotizados ante cada lanzamiento emocionante de ese Mundial. La realización del evento en Sudáfrica provoca una “tregua social” en el país más allá de la Copa, sin embargo, la dolorosa realidad seguirá llamando a la puerta de millones de negros y negras todos los días.
 
Fuente: Opinião Socialista (Periódico PSTU Brasil) nº 403, mayo 2010
www.PSTU.org.br

 
  Contador de Visitas: 157028 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=