FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  A 93 años de la Revolución Rusa
 

A 93 años de la Revolución Rusa

En Rusia existía una monarquía encabezada por el zar Nicolás Romanov, estos vivían en la abundancia, el derroche y la despreocupación. Durante siglos la familia Romanov había  ocupado el poder de forma hereditaria. Rusia era un país atrasado, sumido en guerras, hambre y miseria. La inmensa mayoría  de  la  sociedad  eran  campesinos,  quienes  tenían  pésimas  condiciones de vida y de trabajo, la situación no era mejor para los que emigraban a la ciudad formando una gran clase obrera, que se hacinaba en los peores barrios y sus condiciones de trabajo en nada mejoraban a las del campo.

 

Antes  de  1917,  hubo  muchos  levantamientos de los campesinos y trabajadores contra el zarismo para revertir su vida de penuria, pero ninguna de estas heroicas luchas logró sacar del poder a la injusta y dictatorial dinastía zarista.


¿cómo se organizaban los trabajadores?


Los trabajadores, campesinos y soldados se organizaron en Soviets, -coordinadoras- donde concurrían los delegados democráticamente votados en cada lugar de trabajo, eiban como voceros llevando las posiciones que discutían y votaban en sus asambleas. Luego de luchar  por  años,  los  Soviets  se fueron convirtiendo en un poder paralelo al gobierno  (existían lugares donde la gente acataba lo que decían los Soviets, y otros lugares donde  se  acataba  lo  que  decía  el Zar), así se avanzó en los reclamos, muchos comenzaban a ver necesario que su lucha no podía quedar solo en las reivindicaciones salariales o de condiciones laborales, sino que era necesario un cambio de raíz, un cambio en la forma de ejercer el poder para garantizar un verdadero bienestar social para todos los campesinos y trabajadores explotados.


La toma del Poder

Hubo dos revoluciones en 1917, una revolución  que derrocó al zarismo en febrero pero que carecía de una dirección revolucionaria  (no había ninguna organización de trabajadores con infuencia de masas que los llevara al poder), por lo que se terminó instalando un gobierno democrático-burgués, y la  segunda  revolución, apenas unos meses después, en octubre, cuando la gran masa de trabajadores y campesinos eligieron a los mejores dirigentes del Partido Bolchevique (Partido de la Mayoría) para llevar a cabo esa lucha, donde Lenin y Trotsky fueron los dirigentes más destacados. Se derrocó al provisional gobierno burgués y  se instaló por fn la Dictadura Revolucionaria del Proletariado.


¿Cómo funcionaba el nuevo Estado Obrero?


Los trabajadores empezaron a participar directamente de los acontecimientos del país, discutiendo y decidiendo ellos mismos que políticas aplicar para el avance de esta nueva nación, logrando así un Estado Obrero los burgueses  explotadores  y  la  monarquía que durante años había sometido a toda una nación,  ya no participaban de dichas decisiones. El Estado Obrero era mil veces más democrático que cualquier  estado  capitalista, y donde todos trabajaban por igual. 


La degeneración del Estado Obrero

Lenin y Trotsky, concebían que el socialismo solo podía triunfar si era mundial, y para ello había que derrotar al imperialismo (aquellas naciones que saquean y someten económica y  políticamente al resto del mundo y que  continuamente  buscan  la  destrucción de cualquier Estado independiente).  Lamentablemente  la muerte temprana de Lenin, las derrotas de las revoluciones  en  Europa  y  la muerte de miles de valiosos militantes en la guerra civil Rusa hicieron que un grupo de arribistas  encabezados  por  Stalin  se  hiciera del  gobierno y del Partido  Bolchevique.
A cada derrota de los trabajadores en el mundo, este sector burocrático se fortalecía.

Stalin comenzó a cambiar las ideas marxistas, comenzó a hablar de “socialismo en un solo país”, de la “coexistencia pacifca con el imperialismo” e inició una persecución de destierros y asesinatos de quienes se opusieran a sus ideas.
Esta  burocracia  fue  la  que  en  los  años  90 terminó  liquidando  los Estados Obreros que fueron la mayor conquista que tuvo la humanidad.

Hoy, a 93 años de la revolución de octubre y con  la experiencia de  la misma,  la construcción del socialismo sigue planteada
como única  salida  para  la  humanidad  ante  la  barbarie capitalista que vemos día a día, donde aumenta la pobreza, el hambre, las enfermedades, la destrucción ambiental, y todos los graves problemas del planeta.
La IV Internacional recoge la experiencia de los  bolcheviques  y  llama  a  los  trabajadores a organizarse en un partido Leninista, herramienta  imprescindible  como  lo  fue  en 1917 para poder llegar al Socialismo.
 

Para terminar de una vez por todas con la pobreza, el hambre, el desempleo, la destrucción de nuestros recursos  naturales. Es necesario cambiar el sistema social para que como decían los luchadores anarquistas  Sacco y Vanzetti haya “pan para todas las bocas y techo para todas las cabezas”.


Aksel 
25/10


 
  Contador de Visitas: 158719 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=