FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  Abajo el golpe parlamentario en Paraguay
 
 
No al gobierno de Federico Franco surgido del golpe parlamentario
  
Escrito por el Partido de los Trabajadores, sección paraguaya de la Liga Internacional de los Trabajadores - Cuarta Internacional
www.ptparaguay.org - www.litci.org

El Partido de los Trabajadores (PT, sección de la LITCI en Paraguay) , rechaza y repudia con indignación y firmeza el golpe que significó el juicio político desarrollado hoy en la Cámara de Senadores –auspiciada y patrocinada por la derecha tradicional de nuestro país-, que terminó con la destitución de Lugo y la designación de Federico Franco como Presidente.

Nos reafirmamos en que el Parlamento Nacional, una verdadera cueva de bandidos, no representa al pueblo trabajador y no tiene la más mínima autoridad política ni moral para destituir a una persona que ha sido designada por la mayoría del pueblo, por la vía de las elecciones generales, para ejercer el cargo de presidente de la República. Reafirmamos nuestra posición de que Lugo merecía ser enjuiciado y destituido pero por la voluntad popular no por los tránsfugas y antipopulares parlamentarios. Lugo fue elegido por la mayoría del pueblo por medio de elecciones y es ese mismo pueblo quien debía destituirlo.
 
El PT, no reconoce el gobierno de Federico Franco por ser ilegal e ilegítimo e impuesto por un golpe parlamentario. Es un gobierno que surge de una violación a básicos principios democráticos. Repudia, asimismo, a todos los partidos que decidieron llevar adelante esta farsa: el Partido Liberal Radical Auténtico, el Partido Colorado, el Partido Patria Querida, el Partido Unace y el Partido Democrático Popular.

Instamos a todas las organizaciones políticas y sociales que se consideren democráticas a que rechacen y desconozcan al nuevo gobierno, y repudien a los partidos golpistas, en el marco de defender las libertades públicas de organización y movilización así como la completa vigencia de las garantías constitucionales básicas.

Este golpe, debe señalarse, no es sino una crónica de una tragedia anunciada por completa responsabilidad de la política de “vamos a engañar y utilizar a la derecha”, “vamos a aliarnos a los sectores democráticos de los partidos capitalistas para acumular y avanzar” y el engaño masivo que significó el “poncho juru” que llevó a desarmar al movimiento de masas, creando las condiciones para el presente golpe. Esta política es responsabilidad completa de Lugo y las izquierdas luguistas quienes terminaron desechados por sus “aliados” políticos.

Creemos que, con organización y movilización, debemos exigir la urgente convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, democrática y soberana, que reorganice nuestra nación sobre nuevas bases que asegure tierra, pan, trabajo, soberanía y libertad para todo el pueblo paraguayo.
En pos de este objetivo llamamos a todas las organizaciones sociales y políticas de izquierda a trabajar juntos en unidad de acción orientada a construir un gran movimiento de la clase trabajadora que rompa definitivamente con la inservible política de alianza con los sectores“progresistas y democráticos” de la burguesía, y se proyecte un gobierno obrero, campesino y popular.

Comité Ejecutivo Nacional
Partido de los Trabajadores
22 de junio de 2012

Abajo el Juicio Político de la derecha tradicional contra Lugo
     
Viernes 22 de Junio de 2012
Escrito por el Partido de los Trabajadores, sección paraguaya de la Liga Internacional de los Trabajadores - Cuarta Internacional
www.ptparaguay.org - www.litci.org

1 - Desde el Partido de los Trabajadores estamos en contra del juicio político impulsado por los partidos de la derecha tradicional de nuestro país a través del Parlamento Nacional. El pueblo trabajador no tiene en estos parlamentarios -sinvergüenzas, corruptos y personeros de lo peor del sistema capitalista-, representación alguna, sino que fueron y son sus verdugos. Derrotemos este verdadero “golpe de guante blanco” con las movilizaciones en las calles.

2 - El juicio político iniciado y probable destitución de Lugo por este Parlamento de la Vergüenza no traerá mejores condiciones socio-económicas y políticas para el pueblo trabajador, sino que significará un grave retroceso para el pueblo trabajador.

3 - Afirmamos que Lugo merece ser enjuiciado y destituido pero por la voluntad popular no por los tránsfugas y antipopulares parlamentarios que sólo toman decisiones perjudiciales, en todos los ámbitos, contra los explotados y excluidos de nuestro país. Lugo fue elegido por la mayoría del pueblo por medio de elecciones y es ese mismo pueblo el que tiene el derecho de sacarlo del gobierno.

4 - Abortemos el juicio político con movilización y lucha. Apoyaríamos, en todo caso, la realización de un plebiscito para que el pueblo exprese si quiere que Lugo se vaya o se quede y, en caso de que la mayoría vota que se tiene que ir, que se anticipen las elecciones.

5 - Lugo, como persona y como gobierno, no merece nuestra menor solidaridad. Somos opositores por el vértice a su política y a su gobierno.Lugo al igual que los gobiernos anteriores ha gobernado a favor de la burguesía, ha promovido y auspiciado el agronegocio que arrasa con las comunidades campesinas, no ha hecho nada a favor de la reforma agraria y profundizó la criminalización al movimiento de masas. Lugo, es también responsable de la crisis política generada fundamentalmente por su alianza con la gran burguesía y sus partidos, así como por la masacre de Curuguaty. Por lo tanto, nuestra oposición al juicio político no significa el menor apoyo político a su gobierno.

6 - Ratificamos nuestra condena, ya realizada desde el 2008, a las izquierdas capituladoras gubernistas que se integraron a este gobierno servil a los intereses de las minorías sembrando la confusión, la desmoralización y la desmovilización en el movimiento de masas, ya que por su política de conciliación entre las clases sociales, son corresponsables del marco general de la actual situación. 

7.    7 - Convocamos al pueblo trabajador a oponerse al giro reaccionario del régimen político que se expresa en el proceso de destitución de Lugo, a defender las libertades públicas de organización y movilización así como la completa vigencia de las garantías constitucionales básicas para seguir luchando y construyendo un presente y futuro mejor para los explotados y oprimidos.
 
8 - Exigimos al Gobierno Lugo, desarrolle una urgente reforma agraria expropiando sin indemnización las tierras malhabidas y latifundios, que rompa de una vez por todas con los partidos de la derecha tradicional destituyendo a sus representantes de los ministerios y el aparato estatal, e instale un plan económico y social de emergencia basado en los intereses de las grandes mayorías. 

9 - Construyamos un gran movimiento de la clase trabajadora por fuera del gobierno de Lugo, su política y los partidos de la derecha, abriendo una salida el pueblo trabajador a la actual crisis política apuntando entre otras medidas a una Asamblea Constituyente, democrática y soberana que sienten las bases que aseguren el Pan, el Trabajo, la Soberanía y la Libertad para el pueblo trabajador y las grandes mayorías.
 
Comité Ejecutivo Nacional
Partido de los Trabajadores
21-06-2012


Lugo y los latifundistas son los responsables de la masacre de Curuguaty
  
16 de Junio de 2012
Escrito por el Partido de los Trabajadores, sección paraguaya de la Liga Internacional de los Trabajadores - Cuarta Internacional
www.ptparaguay.org - www.litci.org

Desde el Partido de los Trabajadores, repudiamos el desalojo llevado a cabo esta mañana en Curuguaty (Canindeyú), que finalizó con al menos 18 personas fallecidas, de las cuales 10 son campesinos sin tierras, que desesperados decidieron resistir, armas en mano, la represión policial. 

Expresamos nuestra solidaridad con las familias de los fallecidos y de los heridos, que totalizan más de cien, responsabilizamos de esta masacre al gobierno del presidente Fernando Lugo por no avanzar un solo milímetro en la reforma agraria y reclamamos juicio y castigo a los responsables.

El violento desalojo se produjo a partir de las 8:00 de este viernes en una estancia de alrededor de 2.000 hectáreas que figuran como propiedad del empresario y ex senador colorado Blas N. Riquelme. Según denuncias formuladas hace ya unos años, Riquelme se habría apoderado ilegalmente de esas tierras durante la dictadura de la trilogía Stroessner-Partido Colorado-Fuerzas Armadas. Los campesinos, que ocuparon una pequeña parte de ese latifundio, sostienen que son terrenos públicos.

Los medios empresariales de comunicación y los gremios que aglutinan a los latifundistas, ganaderos y sojeros, responsabilizan al Poder Ejecutivo por ser “flojo” y hasta “cómplice” de los campesinos sin tierra. Ésta es una falacia peligrosa, puesto que el gobierno de Lugo sólo hizo tibios amagues en relación a la entrega de tierras para la Reforma Agraria y realizó más desalojos que los gobiernos colorados anteriores.

Este gobierno no tiene nada de cómplice de la lucha por la tierra, por el contrario, hoy, una vez más, apretó el gatillo contra familias campesinas.

La recuperación de las tierras malhabidas fue la carnada que una y otra vez ofreció Lugo a las organizaciones campesinas para que éstas le apoyen. Ahora, posterior a la masacre, la única respuesta de Lugo fue ordenar a las FFAA a continuar y profundizar la represión mientras que su ministro del Interior, Carlos Filizzola afirmó haber actuado “… como la ley manda…” y envió “321 efectivos policiales” a efectuar el desalojo.

Manifestamos nuestro profundo pesar y solidaridad a los familiares de los compañeros campesinos muertos y a las familias de los heridos. En busca de un pedazo de tierra para cultivar y alimentar sus familias, terminaron siendo víctimas a la política del aparato estatal servil a la minoría propietaria. Creemos que la ocupación es un método legítimo y hasta hoy el más eficaz para la recuperación de tierras malhabidas.

Estamos ante una avanzada de represión hacia los movimientos campesinos generados por el absoluto servilismo y sumisión del gobierno de Lugo y toda la estructura estatal a la gran concentración de la tierra en manos de una minoría rica y prepotente al que son sometidas miles de familias campesinas empobrecidas.

Instamos a todas las organizaciones sociales y partidos que se dicen de izquierda a apoyar urgente a los heridos, a las familias y asociaciones campesinas desamparadas con la muerte de decenas de sus dirigentes y activistas. Proponemos una urgente unidad de acción entre todos para exigir justicia y castigo a los responsables materiales y políticos de la masacre.

Una batalla en la lucha por la tierra

La masacre de hoy es una batalla más de la guerra que viene librándose en el campo paraguayo desde hace décadas. Se cuentan más de 100 campesinos asesinados post dictadura. Esta guerra no terminará hasta cambiar radicalmente la distribución de las tierras en la que el 1% de los propietarios concentran más del 80% de las tierras.

Más que nunca debemos levantar las banderas de la Reforma Agraria Radical. Debemos destruir la actual estructura de tenencia de la tierra. Si no hay reforma agraria, se registrarán muchas muertes más como derivación de la tragedia social y humana que afecta a miles de familias campesinas.
¡Exigimos el inmediato desmantelamiento del aparato represivo estatal y la derogación de la ley antiterrorista! ¡Basta de militarización, fuera las Fuerzas Armadas del campo! ¡NO al estado de excepción, juicio y castigo a los responsables!

Comité Ejecutivo - Partido de los Trabajadores – Paraguay

15-06-2012
 

 
  Contador de Visitas: 160612 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=