FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  ¿Socialismo del Siglo XXI?
 

En el siglo XXI la única salida es: el socialismo científico

Abordaremos este trabajo utilizando en él, las herramientas teórico científicas que hemos heredado de los marxistas revolucionarios.

Marx, Engels, Lenin y Trotsky, no solo fueron mentes brillantes que dieron al marxismo su base materialista, sino que ellos fueron participes de los movimientos políticos de su época, donde pusieron a prueba estas herramientas.

Sus libros y escritos, las obras que nos legaron, reflejan, no fundamentalmente una teoría abstracta, sino que en las mismas se desarrolla una viva y dura polémica, con las corrientes políticas de su época.

Estos verdaderos revolucionarios que dejaron su vida en esta batalla, abordaban con pasión y dureza la exposición teórica y practica de sus ideas.

Marx y Engels tuvieron desde sus comienzos que enfrentar una dura pelea, no solo contra la burguesía y las clases poseedoras, como era de esperar, sino también con quienes dentro del movimiento obrero querían introducir concepciones burguesas y pequeño burguesas, en una u otra teoría “nueva y de moda”.

Marx en su carta de 1871, expresaba: “Para el señor Bakunin su doctrina (bazofia de trozos tomados de Proudhon, Saint-Simon y otros) era y es un asunto secundario, un simple medio para su encumbramiento personal. Como teórico es un cero a la izquierda, pero las intrigas son su elemento.”(1)

Otro ejemplo es el de Engels que publicados sus artículos del Anti-Duhring en la prensa del partido alemán, vio que sus notas fueron reproducidas con las más arbitrarias mutilaciones y desfiguraciones, “Engels escribió a Liebknecht unas de sus cartas más furiosas y aunque sus cartas a Liebknecht se distinguían siempre por su gran dureza, ésta las superó a todas”(2)

“El crecimiento sin par de la socialdemocracia alemana fue acompañado de una lucha enérgica sin igual en la historia del socialismo, no solo contra las aberraciones teóricas – Duhring y los socialistas de cátedra – sino también contra las aberraciones tácticas de Lasalle.”(3)

Así procedían Marx y Engels, en las discusiones, esa era el tono de las polémicas, que tenían su correlato en el terreno de la organización, como fue por ejemplo la división provocada por el anarquismo en la primera Internacional y su posterior expulsión de ésta.

Se quiere presentar la “unidad de la izquierda” como algo “divino” no criticable en voz alta, porque eso sería ultra izquierdismo, hacerle el juego a la derecha.

Los maestros del marxismo nos muestran otra cosa, Lenin apoyado en estas ideas, batalló dentro del partido socialdemócrata ruso, entre otros, con una corriente interna, el economismo, encabezado por Bernstein y en 1914 cuando la socialdemocracia vota los créditos para la guerra, rompe con la II internacional y se constituye como el partido bolchevique para luego de la toma del poder fundar la III Internacional. Los debates fuertes, no solo se daban con quienes abandonaban el marxismo, sino también con quienes hacían parte de movimiento revolucionario, como Rosa Luxemburgo y León Trotsky.

Por eso la mentira y el engaño de silenciar las criticas, de ocultar los pactos y traiciones, no le es inherente al marxismo, sino a la degeneración que introdujo el stalinismo; con la perpetuidad del partido único, la eliminación de las corrientes obreras de oposición, por medio de falsos juicios y asesinatos en masa, para exterminar físicamente a quién quisiera desobedecer la palabra “sagrada” de Stalin. León Trotsky, creador del Ejercito Rojo y dirigente bolchevique en la revolución de 1917, será una muestra de hasta donde llego esta repugnante política burocrática, cuando en1940 es asesinado en México, por el stalinista Ramón Mercader. Del Comité Central del partido de Lenin, luego de los falsos juicios de Moscú, el único que permanecía en la dirección del partido era Stalin, los demás fueron muertos, exiliados o confinados.

Volvamos al Marxismo

Hoy cuando vuelven a reaparecer fenómenos como el llamado socialismo del siglo XXI, y ante los “fracasos” del llamado “socialismo real” en los países del este europeo, es necesario explicitar una vez más, cuales son las bases y herramientas más que vigentes del socialismo científico.

Las herramientas para el análisis

“El materialismo dialéctico no es, naturalmente, una filosofía eterna e inmutable. Pensar otra cosa es contradecir el espíritu de la dialéctica. El ulterior desarrollo del pensamiento científico creará, indudablemente, una doctrina más profunda en la que el materialismo dialéctico entrará simplemente como material de estructuración. Sin embargo, no hay ninguna base para esperar que esta revolución filosófica se realice bajo el decadente régimen burgués, sin mencionar el hecho de que un Marx no nace todos los años ni todas las décadas. La tarea de vida o muerte del proletariado no consiste actualmente en interpretar de nuevo el mundo sino rehacerlo de arriba abajo” (4)

“La historia de todas las sociedades que han existido hasta nuestros días es la historia de la lucha de clases”.

Marx señaló que el socialismo no nacía de la imaginación o de ideas geniales de algunas personas o principios inventados, “descubiertos por tal o cual reformador del mundo”sino que “el conjunto de las relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social, política y espiritual en general. No es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social lo que determina su conciencia. Al llegar a una determinada fase del desarrollo, las fuerzas productivas materiales de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes (…) se convierten en trabas suyas y se abre así una época de revolución social” (5)

El sujeto social de la revolución y las clases medias

“La burguesía no ha forjado solamente las armas que deben darle muerte; ha producido también los hombres que empuñaran esas armas: los obreros modernos, el proletariado.” (6)

“Podemos (y debemos) señalar en forma positiva el carácter conservador de la pequeña burguesía. Y únicamente en forma condicional debemos hablar de su carácter revolucionario. Sólo tal formulación responderá exactamente a todo el espíritu de la doctrina de Marx. Así por ejemplo, el Manifiesto Comunista declara sin ambages que “de todas las clases que hoy se enfrentan con la burguesía, solo el proletariado es una clase verdaderamente revolucionaria…El pequeño industrial el artesano, el campesino...no son revolucionarios, sino conservadores. Mas todavía reaccionarios…Si son revolucionarios (¡si!) lo son únicamente por cuanto tienen ante si la perspectiva de su tránsito inminente al proletariado…cuando abandonan sus propios puntos de vista para adoptar los del proletariado.” (7)

¿Qué es el socialismo?

“La abolición de las relaciones de propiedad antes existentes no es una característica peculiar y exclusiva del comunismo. Todas las relaciones de propiedad han sufrido constantes cambios históricos, continuas transformaciones históricas (…) El rasgo distintivo del comunismo no es la abolición de la propiedad en general, sino la abolición de la propiedad burguesa. Pero la propiedad privada actual, la propiedad burguesa, es la última y mas acabada expresión del modo de producción basado en los antagonismos de clase, en la explotación de los unos por los otros. En este sentido los comunistas pueden resumir su teoría en esta formula: abolición de la propiedad privada. (8)

El socialismo es la expropiación sin pago de las fábricas, las tierras y los medios de cambio, por eso la primera revolución socialista, la revolución rusa “cuando asumió el poder político, no dejo ni vestigios de la propiedad terrateniente, ni de la propiedad capitalista (…)anulando los tratados secretos de los imperialistas” (9) Esta revolución destruyó las instituciones burguesas instauró el gobierno de los soviet – dictadura del proletariado – y derrotó a las viejas fuerzas armadas sustituyéndolas por el Ejercito Rojo

Estas definiciones dadas por el marxismo están vigentes hoy, y quien defienda el marxismo revolucionario deberá tomarlas para desde allí analizar lo que sucede en el mundo, tener claro el sujeto social llamado a ser el dirigente de la revolución, definir que es el socialismo y con la dialéctica materialista analizar claramente los procesos actuales para intervenir en ellos.

El nacionalismo burgués

“Muchos de esos medios de producción y de comunicación son, desde luego, tan colosales que excluyen cualquier otra forma de explotación capitalista, el estado, está obligado a asumir su dirección…Yo digo esta obligado, porque solamente en el caso que los medios de producción y de consumo escapan realmente a la dirección de las sociedades por acciones, sólo cuando la estatización resulta económicamente inevitable, aunque realizada por el Estado actual, señala un progreso económico, un estadio preliminar de la toma de posesión de todas las fuerzas productivas por la misma sociedad. Recientemente desde que Bismarck se ha dado a nacionalizar, se ha producido un falso socialismo que, degenerado aquí y allá en complacencia servil declara socialista desde luego toda nacionalización, aun las de Bismarck. Mas si la nacionalización del tabaco era socialismo, Napoleón y Metternich se encontrarían entre los fundadores del socialismo. Cuando el estado belga, por razones políticas y financieras enteramente vulgares, construye por si sus principales ferrocarriles, cuando Bismarck, fuera de toda necesidad económica nacionaliza a las principales líneas de Prusia sencillamente para poder organizarlas mejor y utilizarlas en caso de guerra, para hacer de los empleados ferroviarios dócil rebaño de electores y, sobre todo para procurarse una nueva fuente de ingresos independientemente de las decisiones del Parlamento, no se trata en modo alguno, directa ni indirectamente, consiente ni inconcientemente, de medidas socialistas. Si así no fuera, el comercio marítimo real, la manufactura de porcelana real y aún el sastre del regimiento en el ejército, serían instituciones socialistas” (10)

Existieron en la historia, diferentes gobiernos burgueses nacionalistas: tomaremos dos ejemplos, Lázaro Cárdenas en México (1934-1940); Juan Domingo Perón en Argentina (1945-1955).

Estos gobiernos tanto antes como ahora, han suscitado dentro de la izquierda diferentes caracterizaciones y muchos nos dicen que muestran el “camino al socialismo”

Hoy nuevamente aparece la discusión del carácter del gobierno venezolano de Hugo Chávez, presentado como el “socialismo del siglo XXI.” Muchos sectores críticos al frente Amplio ya los muestran como el camino, como referente para nuestra lucha. Por eso hoy cuando quedó a la vista a donde nos llevó la conciliación de clases, aparece otro “militar patriota” y habla del socialismo.

No somos sectarios y sabemos tener políticas diferentes para un gobierno burgués que enfrenta el imperialismo, que para otro que nos entrega atados de pies y manos al imperio.

Lenin cuando triunfó la revolución de febrero, llegado a Rusia llamó a derribar el gobierno burgués recién asumido, supo igual defender las conquistas obtenidas en esa revolución y enfrentar el golpe que intentó llevar adelante el General Kornilov luchando armas en mano junto a Keresnsky. Eso no le impidió mantener la independencia política no entrar al gobierno de Frente Popular y en octubre dirigir la revolución socialista triunfante. Porque no hay que claudicar y confundir la cabeza de los trabajadores ante la asunción de cualquier gobierno nacionalista burgués. ¿Seguiremos esta política siniestra de apoyar “burgueses progresistas”, “militares patriotas” y de llamar “socialistas” al reformismo burgués?

León Trotsky, en su exilio de México, tuvo la oportunidad de ver fenómenos como el del general Lázaro Cárdenas (1934-1940). Éste expropió los ferrocarriles privados, nacionalizó los hidrocarburos en un duro enfrentamiento con las petroleras imperialistas que impulsaron un boicot internacional contra México, redistribuyó alrededor de 25 millones de acres entre los campesinos pobres, estableció una avanzada legislación social y se apoyó en los sindicatos obreros y las organizaciones campesinas para tomar estas medidas y hasta para administrar las empresas estatizadas.

“En los países industrialmente atrasados —analizaba Trotsky— el capital extranjero juega un rol decisivo. De ahí la relativa debilidad de la burguesía nacional en relación al proletariado nacional. Esto crea condiciones especiales de poder estatal. El gobierno oscila entre el capital extranjero y el nacional, entre la relativamente débil burguesía nacional y el relativamente poderoso proletariado. Esto le da al gobierno un carácter bonapartista sui generis, de índole particular. Se eleva, por así decirlo, por encima de las clases. En realidad, puede gobernar o bien convirtiéndose en instrumento del capital extranjero y sometiendo al proletariado con las cadenas de una dictadura policial, o maniobrando con el proletariado, llegando incluso a hacerle concesiones, ganando de este modo la posibilidad de disponer de cierta libertad en relación a los capitalistas extranjeros. La actual política [del presidente Cárdenas] se ubica en la segunda alternativa...” (11)

En Argentina el General Juan Domingo Perón ganó las elecciones donde el eje de su campaña era la consigna Braden o Perón. Braden era el embajador de los Estados Unidos y venía a garantizar la penetración imperialista en Argentina. Perón expresaba a un sector de la burguesía mas ligado a Europa y al sector oligárquico. Para enfrentar la ofensiva yanqui y la de sus aliados, Perón se apoyó en el movimiento obrero. En este período los trabajadores obtuvieron grandes conquistas: en el terreno sindical se obtuvieron los cuerpos de delegados y las comisiones internas. Se extendieron las jubilaciones a dos millones de personas, Se establecieron los Convenios colectivos de trabajo, que garantizaron estabilidad y mejores condiciones laborales. Se obtuvieron las vacaciones pagas, Se otorgó el estatuto del Peón de Campo y se estableció la garantía horaria para el gremio de la carne. Se creó el IAPI, Instituto Argentino de Promoción del Intercambio, encargado de controlar todo el comercio exterior. El salario aumentó en forma real.

Se nacionalizaron los ferrocarriles, los sistemas de telecomunicaciones, el gas, parte sustantiva de la energía eléctrica, la navegación de ultramar y de cabotaje, la aeronavegación. Se nacionalizó el seguro. El 20 de diciembre de 1945, por decreto Nº 302, se instituyó el mes de aguinaldo anual. En el mismo año, se eliminó la enseñanza religiosa en las escuelas y se instauró el voto femenino.

Estos gobiernos a pesar de las nacionalizaciones y las conquistas alcanzadas por los trabajadores, eran gobiernos que representaban a la burguesía nacional. No eran ni revolucionarios ni socialistas, sino que se apoyaban en el movimiento obrero para enfrentar al imperialismo y así obtener mejores condiciones para la patronal nacional. Fueron gobiernos nacionalistas burgueses, siguió existiendo la burguesía y sus instituciones, su justicia, su parlamento y fundamentalmente su columna vertebral: las Fuerzas Armadas y la policía, que sirvieron para reprimir las luchas populares.

La Venezuela de Hugo Chávez debemos definirla no por sentimientos, sino en forma científica. Por más que los pomposos nombres nos hablen del “socialismo del siglo XXI”, en Venezuela existe la propiedad privada, las fuerzas armadas y el sistema capitalista. El peronismo de 1945 logró mucho más conquistas, nacionalizó más que Chávez y no por eso lo llamábamos “socialismo” El Estado Burgués en aquellos y en este caso estaba y esta intacto y la clase dominante siguió siendo la burguesía


¿Que le dice el “socialista” de Chávez
a nuestro pueblo de el gobierno de Tabaré Vázquez?

Cuando asumió el Frente Amplio en nuestro país, “El presidente venezolano pidió que el pueblo uruguayo "cuide a Tabaré" y que "se le tenga paciencia" porque el cambio requiere tiempo.”

Cuando vuelve Chávez en agosto del 2007,ya Tabaré Vázquez lleva una política económica al servicio del pago de la deuda externa, nos quiere hacer reconciliar con los asesinos de la dictadura, envía tropas uruguayas de ocupación en Haití para mantener el gobierno puesto por Estados Unidos, se abrazó con el genocida de Bush y el hijo del dictador Bordaberry. Al referirse a Tabaré Vázquez en esta oportunidad Chávez dijo: “Querido amigo, compañero presidente Tabaré Vázquez, hermano” aseguró que el modelo capitalista de Estados Unidos es insustentable. Por ello el motivo de su propuesta, que según aseguró, es la misma del Frente Amplio, es decir, el socialismo. Y citando a Rosa Luxemburgo; “Socialismo o barbarie, y eso hay que decirlo con más rigor, porque sino cambiamos el rumbo de éste mundo, el mismo caerá en la barbarie porque se está destrozando”. (12)

Desde la posición “antiimperialista” de Chávez ¿Cómo se lo puede llamar amigo y compañero a quien aplica a raja tabla los lineamientos del imperialismo? ¿Cómo se le puede mentir a la gente, y afirmar que la propuesta del Frente Amplio es el socialismo?

Si para Chávez, el Frente Amplio va al socialismo, se puede entender ahora, por que llama a sus ideas socialismo del siglo XXI. No es más que el viejo capitalismo con algunos adornos que elogia a los gobiernos sumisos y arrastrados al imperio como el nuestro

Terminemos con la política de conciliación de clases.

El stalinismo instauró una época de conciliación de clases que se manifestó en la creación de los frentes populares donde unía al trabajador con el patrón “progresista”.

Rompiendo con el marxismo, leninismo, instauró la idea de coexistencia pacífica con el imperialismo y la teoría del socialismo en un solo país.

Esto ha llevado a grandes derrotas de los trabajadores y a la propia humanidad.

La burocracia que instauró el partido único, los privilegios para las castas dirigentes, “la verdad única y la opinión oficial”, liquidó a la oposición obrera y prostituyó al marxismo.

Esto nos ha llevado a la pérdida de la conquista más importante de nuestra historia, los estados obreros donde se había expropiado la propiedad privada en los países que representaban un tercio de la humanidad.

Volver al marxismo o fundar un Mini Frente Amplio

Hoy nos encontramos ante la decepción de miles de trabajadores que han salido a la movilización contra este gobierno. Un sector, pequeño aún, comienza a plantear la ruptura con la falsa izquierda. Las denuncias sobran, los hechos están a la vista. ¿Hacia donde los guiamos?

Debemos abrir un debate franco fundamentado cómo lo hicieron nuestros maestros y debatamos cuáles son los caminos que nos llevan a la revolución y al socialismo.

Nosotros creemos que el primer paso que tenemos planteado los trabajadores es romper con la conciliación de clases que nos ha impuesto el stalinismo hasta nuestros días y construir un partido cuyo eje no sea las elecciones sino la movilización y la lucha. Necesitamos fundar un Partido sin patrones “progresistas”, sin generales “democráticos” ni burócratas sindicales.

Necesitamos un partido socialista, revolucionario e internacionalista, que le diga la verdad a los trabajadores, que no invente socialismo donde no existe, que no cree mas falsas expectativas. “La liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos” y en la clase trabajadora hay que construir esta herramienta revolucionaria que se llama partido.

“Sin teoría revolucionaria, no puede haber tampoco movimiento revolucionario. Nunca se insistirá lo bastante sobre esta idea en un tiempo en que a la prédica en boga del oportunismo va unido por un apasionamiento por las formas más estrechas de la actividad práctica…Cuando hablamos de organización , resulta que hablamos literalmente lenguas diferentes. Recuerdo la conversación que tuvimos con un economista… la conversación giraba en torno al folleto ¿Quién hará la revolución política?. Pronto convinimos en que el defecto capital del folleto consistía en no tener en cuenta la cuestión de la organización. Nos figurábamos estar de acuerdo…al seguir la conversación resultó que hablamos de cosas diferentes. Mi interlocutor hablaba de no tener en cuenta las cajas de resistencia para casos de huelga, las sociedades de socorros mutuos, etc.; yo en cambio pensaba en la organización de los revolucionarios indispensable para hacer la revolución política. Y cuándo se reveló esta discrepancia, yo no recuerdo haber estado jamás de acuerdo sobre ninguna cuestión de principio con este economista. (13)

Juan Ranchos

1) Marx carta a Federico Bolte 23 de noviembre 1871

2) Engels el Anti Duhring – Editorial Claridad Buenos Aires

3) ¿Que Hacer? V.I. Lenin Editorial amanecer

4) En defensa del marxismo – León Trotsky – 2 edición El Yunque editora Argentina.

5) Cita de Marx por Lenin tomo 26 Obras Completas

6) Manifiesto Comunista - Carlos Marx Federico Engels – Editorial Anteo – 11 edición Buenos Aires

7) Lenin Tomo 6 Obras Completas

8) Manifiesto Comunista - Carlos Marx Federico Engels – Editorial Anteo – 11 edición Buenos Aires

9) V. I. Lenin - El izquierdismo enfermedad infantil del comunismo –Editorial Anteo- 6ta edición Buenos Aires

10) Engels el Anti-Duhring –Editorial Claridad Buenos Aires

11) Trostky, La industria nacionalizada y la administración obrera, Escritos, Tomo X, p. 482, Editorial Pluma.

12) Diario la república 9 de agosto.

13) ¿Que Hacer? V.I. Lenin Editorial amanece


---------------------------------------------------------------------------------------

DESCARGA NUESTRA PRENSA HACIENDO CLICK AQUÍ

 
  Contador de Visitas: 154984 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=