FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  Argentina: Los saqueos de la miseria
 
 
ARGENTINA: LOS SAQUEOS DE LA MISERIA

Escrito por el Partido Socialista de los Trabajadores Unificado, sección argentina de la Liga Internacional de los Trabajadores - Cuarta Internacional.
www.PSTU.com.ar - www.LITCI.org
 

- ¡BASTA DE AJUSTE Y MENTIRA KIRCHNERISTA AL SERVICIO DE LOS BANQUEROS Y LAS MULTINACIONALES!
 
- ¡LIBERTAD A TODOS LOS PRESOS POR LOS SAQUEOS!

Los saqueos que se extendieron de Bariloche a Gobernador Gálvez en Santa Fe, a Campana y después al gran Buenos Aires no son el resultado de una conspiración política contra el gobierno, como inventa el kirchnerismo.
Lo que empuja a la gente a saquear es el hambre, el desempleo y la miseria que crecen con el ajuste kirchnerista y la bronca porque se vienen las fiestas, con toda la propaganda consumista y no hay nada para poner en la mesa, no es ni el deseo de cambiar el televisor, ni consignas políticas o de sindicatos opositores.
 
Es el resultado de un saqueo mucho mayor que sufre el país de nuestras riquezas naturales –empezando por el petróleo, el gas y siguiendo por los productos del campo-, de nuestra industria, nuestras finanzas y nuestro comercio exterior, hoy totalmente controlados por las multinacionales y los banqueros que se llevan sus inmensas ganancias al exterior. A lo que suman los 12.000 millones de dólares que el gobierno de Cristina pagó a los fondos buitres y los banqueros en 2012 por la fraudulenta deuda externa y los 50.000 millones que había pagado en años anteriores.
 
Por eso los precios de la comida y todos los artículos de primera necesidad se van por las nubes. Las multinacionales que con el aplauso de Cristina se han adueñado hasta de los fideos, no se hable ya de la carne, le dicen al pueblo argentino: paguen los precios de exportación o muéranse de hambre.
No faltarán entre los que fueron a buscar comida los “vivos” que no necesitan y  que aprovechan para robar sin necesidad. Pero no es eso lo que está sucediendo, como intentan presentar algunos medios de comunicación y plantean los sectores de derecha reaccionarios. Lo fundamental es que empiezan a sentirse con fuerza el hambre, la miseria y las necesidades básicas insatisfechas.
 
El viceministro de “Inseguridad”, Berni, -el “Rambo” de Cristina- y después el jefe de gabinete, Juan Manuel Abal Medina, tratan de convencer al pueblo de que esto es una conspiración para terminar con la paz social y “ensangrentar las fiestas” organizada por Moyano, Barrionuevo y Micheli, los líderes de la CGT y la CTA que han encabezado el paro del 20 de noviembre y la concentración de Plaza de Mayo del 19 de diciembre.
Esas declaraciones son solo el intento de desviar la atención de la inflación desatada, el tarifazo que acaba de aumentar un 45% el boleto de colectivo y de tren en Capital y Gran Buenos Aires, el impuesto a los sueldos, las jubilaciones de miseria y tantas desgracias más impuestas a los trabajadores y el pueblo por el ajuste kirchnerista al servicio de los patrones y los banqueros.
 
Pocos le creen al policía-matón y el jefe de gabinete. Pero sus declaraciones son peligrosas igual. Porque indican que la política del gobierno se orienta a declarar desestabilizadores y conspiradores a los trabajadores que se atrevan a defender su salario y sus conquistas atacadas por los patrones y el gobierno. Lo que es peor, estas palabras ya han ido acompañadas de durísimas medidas de represión contra los que van en busca de comida, con centenares presos en los distintos lugares donde hubo saqueos e informes, todavía no confirmados, de dos muertos en Gobernador Gálvez. Detrás de las palabras provocadoras del gobierno está el puño de la represión. Una tarea inmediata de todas las fuerzas obreras, populares y de izquierda es lograr la libertad inmediata de todos los que están presos por los saqueos.
 
Por un plan de lucha inmediato de la CGT y la CTA
 
Hugo Moyano encabezó una conferencia de prensa en la CGT, acompañado por Micheli de la CTA y la CGT azul y blanca, rechazando las acusaciones del gobierno y diciendo que los camioneros y los trabajadores en general somos víctimas del ajuste del gobierno, que es el que provoca la miseria y los saqueos. Pero a la hora de los hechos, sólo dijo que respondería a las “calumnias” de Berni y Abal Medina en las cortes.
Una vez más, a la hora de pelear, Moyano se queda corto, confía en los jueces de la podrida justicia dominada por los patrones y el gobierno.
 
Los convocantes del paro del 20 de noviembre, en vez de anunciar la continuidad de la lucha, hoy amenazan con terminar la unidad de acción y seguir cada uno a distintas conducciones patronales,  Moyano con Scioli y Lavagna, Micheli con Hermes Binner, el “socialista” amigo de la Sociedad Rural. Ponen sus acuerdos electorales con distintos patrones por encima de las necesidades de los trabajadores.
 
El ajuste, la represión, el hambre y la miseria que nos impone el gobierno unido a los banqueros y los patrones se tiene que responder con un plan de lucha, organizado desde abajo con asambleas en todos los lugares de trabajo para votar los reclamos obreros y las medidas de luchas y plenarios de delegados con mandato en todos los gremios para centralizar la pelea, y llamando a los vecinos de las barriadas obreras a organizarse y sumarse a la pelea. Y debemos exigirle a Moyano y Micheli que rompan sus compromisos con los distintos sectores patronales y se pongan al cabeza de un nuevo llamado al paro nacional de 36 hs., como inicio del plan de lucha que necesitamos.
 
Ese paro debe ser por todos los reclamos inmediatos: el plus inmediato de $4000 para todos los trabajadores, que el gobierno suspenda de inmediato el pago de la deuda externa y destine esos fondos a un subsidio de emergencia para todos los desocupados, que se obligue a todas las cadenas de supermercado a entregar mercadería gratuita, controlado por los trabajadores para que no haya “avivadas” y que la comida llegue a los que la necesitan y el inmediato cumplimiento de las demandas del paro del 20 N y la reciente movilización del 19.
 
Mientras damos una respuesta de emergencia a la crisis debemos avanzar también en el planteo de medidas de fondo imprescindibles, como el no pago de la fraudulenta deuda externa y la reestatización de los recursos naturales y las empresas privatizadas (terminando con los subsidios millonarios) bajo control de los trabajadores, la reapertura inmediata de las paritarias para lograr un salario mínimo que cubra la canasta familiar y se reajuste de acuerdo a la inflación real, la prohibición de despidos y suspensiones y dar trabajo a todos los desocupados. Estas son algunas de las medidas que proponemos desde el PSTU para presentar una alternativa obrera y popular al modelo de ajuste y entrega de los K y las variantes patronales.
 
Llamamos a las comisiones internas, delegados y sindicatos combativos y antiburocráticos, a los partidos de izquierda y organizaciones sociales y coordinar en forma unitaria para exigir e imponer un plan de lucha urgente y estas medidas de emergencia ante la crisis.

21 12 2012
 

 
  Contador de Visitas: 155811 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=