FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  Un bríndis por el Banco Mundial, otro por el FMI
 
Ante un cruce de caminos

Los cambios se están sucediendo ante nuestros ojos y son más rápido de lo imaginable. Hace sólo dos años asumía el gobierno del Frente Amplio, y las esperanzas de cambio después de más de ciento cincuenta años de gobierno de colorados y blancos, se expresaba entre trabajadores y oprimidos.

 Asumía por primera vez en la historia de nuestro país la “Izquierda”, aquella fuerza cuyos partidos dirigen los sindicatos, hablan contra el imperialismo, dicen que la deuda a pagar, no es la del FMI, sino la deuda social con el pueblo. Sube el frente que estuvo en contra de las privatizaciones, contra la ley de caducidad, para meter a los milicos torturadores y golpistas presos. Entraron al gobierno los guerrilleros que tomaron las armas y decían que seguían la senda del Che. Que discursos hemos escuchado de esta gente, contra el capital y diciendo que el camino era el de Cuba Socialista, cuantas palabras, cuantas vidas quedaron en camino por estas ideas.

 

Del discurso a los hechos

 Asumen el gobierno, el plebiscito del agua no se cumple y las empresas privadas, aun hoy siguen manejando este recurso, del cual constitucionalmente fueron vedadas. La deuda, la social, la de mejores salarios y jubilaciones, sigue postergada. La externa la que contrajeron y despilfarraron capitalistas y milicos, se paga y además se adelantan pagos, porque Uruguay, dice Tabaré Vázquez, honrará el pago a sus deudores.

De pronto aquello que siempre se denunció como atropello contra los pueblos oprimidos, por los imperios colonialistas, ahora bajo el disfraz de la ONU y las misiones de paz, se mandan soldados para colaborar en la ocupación de Haití y el Congo y todos los parlamentarios frenteamplistas levantan su mano para aprobar el envió. Solo un diputado, Guillermo Chiflet, se opone y renuncia a su banca, pero eso si, sigue dentro del mismo partido que el presidente. Participamos de las UNITAS, las maniobras conjuntas con los imperialistas, esas que siempre repudió el partido del gobierno, y se escuchan una y mil justificaciones de los “izquierdistas”.

 Pero vamos por más. Invitan a Bush, sí el Frente Amplio, lo trae a Uruguay, pero es el ¡genocida de la humanidad! ¡el jefe del imperialismo! bombardeo e invadió Afganistán e Irak, masacró a estos pueblos, como antes a otros, por su sed de ganancia capitalista y después de años de ocupación en Irak, las armas de destrucción masiva, que fue pretexto de la invasión, no existen.

 Pero bueno, viene por negocios, podremos abrir las puertas al mundo, eso nos dijeron. Las tropas de Estados Unidos, ocupan literalmente a Uruguay en las horas que dura su visita, le damos los mejores alojamientos, nuestros mejores vinos y nuestro mejor asado, no es el asado del Pepe por supuesto.Todo fue “por un puñado de arandanos”.

 En la calle el repudio de miles a Bush y Vázquez.  Fernando Masseilot, es procesado por el gobierno progresista, por romper un vidrio, se le imputa la figura de “sedición”  

   Llega el 19 de junio y todo el país ve a Tabaré Vázquez que se abraza con el hijo del dictador, Bordaberry, lo acompañan torturadores confesos, actuales Jefes militares que participaron de la dictadura, la dirigente del Partido Comunista, Marina Arismendi, el dirigente del MPP, Pepe Mujica, y la Dirección del Frente Amplio. Nos dicen que hay reconciliarse con los asesinos y torturadores de nuestros compañeros.


El fracaso del frente policlasista

Hay quienes se conforman dentro del sistema, en arrastrarse detrás de los sectores burgueses con la utopía, de que “otro Uruguay es posible” dentro del capitalismo. 

De avanzar en “democracia” de unirse en un frente con el “patrón progresista” y los “generales patriotas”, esta era y es la política de los Partidos Comunista en el mundo, luego que la burocracia stalinista prostituyera a esa organización, hasta el punto de derrumbar los Estados Obreros, como el de la ex URRS. 

Detrás de esta política han arrastrado desde sectores burgueses hasta guerrilleros manteniéndolos unidos en ese chaleco de fuerza que es la conciliación de clases.

 

La Independencia de Clase

A ningún trabajador se le ocurriría elegir como su representante en la organización sindical como delegado, al patrón o al jefe. Los obreros saben, y si no lo aprenderán en su amarga lucha, que el dueño de la fábrica quiere más producción y más ganancia, pagando los mínimos salarios. Llegado el momento si al empresario le va mal, rebaja el salario del trabajador, lo envía al seguro de paro o lo despide, sin importarle que lo lleve a vivir en forma miserable y pase a engrosar las filas de los asentamientos y las casas de cartón y chapas.

Los trabajadores que cuya única forma de subsistencia en la vida, consiste en tener empleo y mejorar sus condiciones laborales, aspirar a mejores sueldos para tener una vivienda digna, una sociedad médica para su familia, dinero para vestir, alimentar y poder salir con su familia, choca frontalmente con los intereses del patrón. Por eso su representante, es un trabajador como él. Eso es la independencia de clase, por que esta relación obrero-patrón genera inevitablemente la lucha de clases. Los obreros en la huelga tendrán que organizarse y elegir el mejor representante de su clase. El patrón tendrá sus jefes e incluso la policía para derrotarnos.

 

Necesitamos un Partido de nuestra clase

En la organización política, pasa lo mismo, ya no hablamos de salario solamente si no de quienes deben gobernar. Quienes queremos cambiar el sistema capitalista sostenemos, que hay que luchar por el Socialismo.  

Si queremos realmente ser consecuentes con la independencia de clase, en el terreno político, si queremos demoler este flagelo para los oprimidos que se llama capitalismo, debemos construir un partido, una organización cuya dirección este en manos de los trabajadores. Para derrotar al sistema, es condición la construcción de un partido de nuestra clase, sin patrones “progresistas” sin generales “patriotas”. 

Los pueblos han dado muestras de su disposición a la lucha, en la Argentina no hace muchos años tiraron al gobierno, se sucedieron cambios de presidentes que duraban días u horas, sobraba valentía y movilización, faltaba un partido revolucionario que los guiara al poder. Así también fue el Ecuador con Lucio Gutiérrez, el general llevado al poder por las grandes movilizaciones del pueblo ecuatoriano, que luego cediera el gobierno a quienes trabajadores y campesinos habían expulsado.

No habrá Socialismo, sino construimos un partido socialista revolucionario e internacionalista. Estamos hoy ante la decepción de miles de este falso gobierno de izquierda y la comparsa de dirigentes que prostituyen las banderas del socialismo. La ruptura comenzó, es política, estamos ante un cruce de caminos, o avanzamos a construir el partido o los oportunistas otra vez desviaran a nuestra clase de la tarea más importante que está planteada: la construcción de la dirección revolucionaria.

 
Juan Ranchos

12 de Julio 2007 

---------------------------------------------------------------------------------------

DESCARGA NUESTRA PRENSA HACIENDO CLICK AQUÍ

 


 
  Contador de Visitas: 162689 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=