FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  De la privatización al cierre de PLUNA - Luchemos por su estatización bajo control de los trabajadores
 
 

De la privatización… al cierre de PLUNA  
900 trabajadores en la calle

Luchemos por una PLUNA 100% estatal y bajo control de los trabajadores

Bajo el gobierno del Partido Nacional, en  octubre de 1991 se permitió que PLUNA –hasta entonces Ente Autónomo del Estado-  se asociara con capitales privados. En junio de 1995, PLUNA se asoció con Varig que se quedó con el 49% de la empresa, PLUNA Ente Autónomo  48%, Víctor y Santiago Mesa 2% y los funcionarios de PLUNA 1%.
Víctor Rossi –ex ministro de Transporte y Obras Públicas del  primer gobierno del FA- sostuvo que la sociedad con Varig, generó una pérdida de US$ 159 millones para el estado uruguayo.

El  4 de enero de 2007, bajo el gobierno de Tabaré Vázquez, luego de que la empresa privada Varig llevará a la quiebra a PLUNA,  el gobierno del FA ampliará  la propiedad de la aerolínea en manos privadas. La empresa Leadgate Investment quedó como socio mayoritario con el 75%  y el Estado uruguayo con un 25%.

Leadgate tomó el control de la compañía el 1° julio de 2007 y el contrato firmado por el gobierno frenteamplista con su nuevo socio privado, hizo que el Estado uruguayo aportara unos 28 millones de dólares para dejar a la empresa con patrimonio positivo y salió además de garante en la compra de los nuevos aviones.

Los privados llenan sus bolsillos y el estado queda con las deudas


Luego de los 159 millones de dólares de pérdidas que dejó Varig, de los  que el Estado debió hacerse cargo, ahora se habla de más 300 millones de dólares en deudas que deja la privada  Leadgate. Solo al Banco República, y Ancap, se estima que PLUNA le debe 43 millones de dólares.

Desde la privatización de PLUNA bajo el gobierno de Lacalle, han pasado por el gobierno los partidos Blanco, Colorado y ahora el Frente Amplio. Las empresas privadas han hecho grandes negociados, se llenaron los bolsillos y al Estado le han dejado más y más deudas. Y como siempre, los que pagamos de una u otra manera somos los trabajadores, la privada Leadgate dejó más de 900 trabajadores en calle.

Las privatizaciones y las asociaciones de las empresas públicas con los privados, son un gran negocio para la parte privada y generan constantemente pérdidas para el Estado, es decir para el pueblo uruguayo y deja a cientos de familias, como vemos en PLUNA, sin empleo.

A pesar de estos hechos, el gobierno de José Mujica continúa su avance con las privatizaciones, como lo ha hecho con AFE y como pretende hacerlo ahora con la planta de ANCAP en Carrasco con la ley de Participación Público Privado, conocida como la PPP.

El pueblo uruguayo se pronunció en un plebiscito contra las privatizaciones de las empresas del Estado. Por supuesto que los partido Blanco y Colorado, los más acérrimos privatistas, igual avanzaron en la entrega del patrimonio estatal al capital privado. El Frente Amplio que posaba de “izquierda” antes de subir al gobierno, hizo lo contrario a lo mantenía en su discurso y profundizó la política de entrega de las empresas públicas.

El cierre de PLUNA


Con el cierre de PLUNA, no solo se pierden 900 fuentes de trabajo, se pierde soberanía y nos deja más dependientes y vulnerables como país, ya que hay un gran acuerdo de todos los partidos con representación parlamentaria de rematar Pluna y sus rutas de vuelo.

Este golpe a los trabajadores no es algo aislado;  más allá de las discusiones para la TV, el gobierno del FA, el partido Blanco y el Partido Colorado tienen un acuerdo de fondo para que la crisis, igual que en otros países como España o Grecia, la paguemos los trabajadores.

Si queremos resistir este nuevo ataque, no tenemos otra salida que salir a luchar.
Para organizar la lucha, tenemos un gran problema. Hoy la gran mayoría de los dirigentes del PIT-CNT miran para otro lado y no están dispuestos a organizar la pelea. Continúan conciliando con el gobierno, dejando de esta manera pasar las medidas sin pelea. La burocracia sindical solo defiende sus privilegios, deja las luchas aisladas o las lleva a la vía muerta de la negociación. Los trabajadores debemos exigir a la Central que rompa la conciliación y se ponga a la cabeza de la lucha, no para ir a negociar sino para organizar una gran pelea para reestatizar Pluna.

COFE,-Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado- ha sacado una declaración, que nosotros saludamos, que reivindica la reestatización de PLUNA 100% estatal.
Pero no basta con declaraciones, hoy todos los trabajadores de COFE están sufriendo tercerizaciones, el intento de aplicación por parte del gobierno del nuevo estatuto público, que recorta conquistas y recibimos salarios miserables que apenas alcanzan el 25% de la canasta familiar.

Todos los trabajadores que hacemos parte de COFE, debemos exigir que en el próximo Congreso se  levante una plataforma clara de rechazo al nuevo estatuto, que exija un aumento salarial de emergencia, cuyo piso sea la media canasta, junto al reclamo de reestatizar PLUNA, a lo que agregamos bajo control de sus trabajadores.

Pero para aspirar ello, si de verdad se quiere ir hacia esa plataforma, se deberá debatir también un plan de lucha unificado, discutido y votado por la base y que tenga continuidad. Deben ser los trabajadores en asambleas de sus sindicatos, o una gran asamblea de todos los trabajadores de COFE, la que decida cuando parar, que duración tendrán los paros y como continuar adelante con la lucha. Solo la base, los trabajadores organizados y decidiendo las medidas en asambleas democráticas, serán la única garantía para poder llevar esta pelea en serio contra los ataques del gobierno y contra las privatizaciones. Sera al calor de esas luchas que deberemos ir construyendo una nueva dirección que lleve adelante las medidas que la base decida.  



Tabaré y Astori dicen que se “equivocaron”

TabaréVázquez se reconoció como principal responsable de la "equivocación" que supuso la asociación con Leadgate. Astori hace unos días tuvo parecidas declaraciones. Pero esto quiere decir que para ellos se “equivocaron de socio” no que hayan cambiado la postura y ahora estén contra las privatizaciones.
Por el contrario la Rendición de Cuentas enviada al parlamento por el partido de gobierno continúa el avance en el desmantelamiento del Estado

En 1992 ya la burocracia dejó sola a PLUNA

La cúpula burocrática del PIT-CNT y el Frente Amplio, estuvieron por la derogación parcial y no total de la Ley privatista de Lacalle.
El domingo 5 de julio de 1992, se planteó antes del plebiscito contra las privatizaciones una consulta popular.

¿Qué se definía allí? Si la nueva ley privatista del gobierno de Luis Alberto Lacalle, era rechazada totalmente o solo algunos artículos de la misma. Esta fue una maniobra de la burocracia sindical y los dirigentes del FA, que impulsaron la derogación parcial, para dejar fuera a PLUNA, o sea permitir su privatización con otras empresas del estado como AFE e ILPE. De la consulta participó apenas el 20,6%, 489.067 personas. El 18,9% (448.265) apoyó la papeleta blanca por la derogación parcial de la ley y el 0,9% (21.473) respaldó la hoja rosada por la derogación total.


Historia de PLUNA

1) Por ley Nº 10.535 del 18 de octubre de 1944 se creó una Sociedad de Economía Mixta entre el Estado y la S.A. Primeras Líneas Uruguayas de Navegación Aérea, denominada Pluna SEM. Inicialmente el Estado tuvo el 83.3% de la sociedad.

2) Por ley Nº 10.995 del 22 de diciembre de 1947 se incrementó la participación estatal en Pluna SEM, pasando el Estado a controlar el 94,4% del total.

3) Finalmente, por la ley Nº 11.740 del 12 de noviembre de 1951 se creó el Ente Autónomo Primeras Líneas Uruguayas de Navegación Aérea "P.L U.N.A.", una persona jurídica de derecho público. Pluna Ente Autónomo tomó a su cargo el activo y el pasivo de Pluna SEM.

Privatización

4) El artículo 6° de la ley N° 16.211 del 1° de octubre de 1991 facultó a PLUNA a asociarse con capitales privados a fin de explotar sus líneas aéreas de transporte de pasajeros, correo y carga. La ley estableció que la asociación debía hacerse a través de la participación en sociedades comerciales, en la que el Estado participa como socio y siendo su función, a través de Pluna Ente Autónomo, fiscalizar el desarrollo y funcionamiento de la línea aérea.

5) En base a dicha ley, en junio de 1995, PLUNA se asoció con Varig, creando una nueva empresa denominada Pluna Líneas Aéreas Uruguayas S.A. El capital de la nueva empresa estaba distribuido entre Varig (49%), PLUNA Ente Autónomo (48%), Víctor y Santiago Mesa (2%) y los funcionarios de PLUNA (1%).
Por contrato, la gerencia quedó en manos de Varig. Dicho contrato era por 10 años y venció el 27 de junio de 2005. El directorio de Pluna Líneas Aéreas Uruguayas S.A. quedó integrado por 7 miembros, cuatro miembros designados por Varig y tres por el Estado uruguayo. Esta asociación terminó arrojando resultados negativos para PLUNA, debido a la pobre gestión y a la debacle financiera de Varig.

6) A partir del vencimiento del contrato de gerenciamiento con Varig, el gobierno uruguayo se abocó a la búsqueda de nuevos socios para la empresa, lo que concluyó el 4 de enero de 2007 en la asociación con Leadgate Investment, el cual, a través de Latin American Regional Aviation Holding Corporation, quedó como socio mayoritario (75% del capital). Leadgate tomó el control de la compañía 1° julio de 2007. En función del contrato firmado, el Estado uruguayo debió aportar unos 28 millones de dólares para dejar a la empresa con patrimonio positivo. Además, salió de garante de la compra de los nuevos aviones
En julio de 2007, el consorcio inversor Leadgate Investment, con el 75% de la empresa, se convirtió en el nuevo socio de PLUNA, junto al Estado uruguayo que mantuvo un 25% de la propiedad.

 

18/7/12
Lea También: 
PLUNA: El único camino es la estatización bajo control obrero

¿Quiénes son Matías Campiani y Sebastián Hirsch?


 
  Contador de Visitas: 160696 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=