FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  En víspera del Congreso del PIT-CNT
 

Ante el Congreso del PIT-CNT

Por Juan Ranchos 6/9/11

 

Falta poco para la realización del Congreso del PIT-CNT. Sin ninguna duda,  el mismo debería haber abierto un gran debate entre los trabajadores ya que en él se vota un documento sobre la situación del país, del gobierno y de los propios trabajadores; también se discute y aprueba la  plataforma de lucha que impulsarán los trabajadores por sus reivindicaciones. Además, los delegados al Congreso son quienes votan las máximas autoridades de la Central para el próximo período.

Lamentablemente,  casi nadie conoce, al momento que escribimos esta nota, ni el documento del PIT-CNT, ni el que posiblemente presentará COFE como documento alternativo, que se dice será más critico al gobierno y  a su gestión.

Esta ausencia total de discusión entre las bases se debe a que, desde hace mucho tiempo, la máxima dirección sindical ha establecido una metodología que se basa en: la falta total de consulta a los trabajadores, la falta de democracia obrera, en una palabra,  los métodos burocráticos.

Lo que ha pasado con la máxima dirección del PIT-CNT, es que se ha burocratizado y la gran mayoría de las decisiones se resuelven de espaldas a los trabajadores.

 

¿Qué es la burocracia sindical?

¿Cómo pasó  esto  con quienes  fueron trabajadores?

 

La burocracia sindical no es una ideología, una forma de pensar diferente.

A  la burocracia no  la define que sea de izquierda o más de derecha. Lo que distingue a este sector, lo que los separa de los trabajadores, son sus prebendas y privilegios: dejan de ir a trabajar o van muy poco, cobran viáticos por fuera de su sueldo, que usan sin consultar a su antojo y sin control de los trabajadores.

Algunos dirigentes llevan años y años en esta situación.

Viven de reunión en reunión con las patronales o los directores del Estado, algunos de ellos viajan al exterior con el gobierno y las patronales. Por eso, lo fundamental que comienzan a defender son sus privilegios y no los reclamos de los trabajadores. Para ello ahogan la democracia obrera, maniobran y hacen fraudes, con tal de mantenerse en la dirección y mantener así sus privilegios.

 

La burocracia sindical tiene bases materiales y no es un problema ideológico.

Basta con exigir una explicación por los gastos del dinero del sindicato, de pedir la rotación en sus cargos y que vuelvan a trabajar, que rindan cuentas del uso de viáticos o que consulten en qué gastar los dineros sindicales, para que quede al desnudo la verdadera defensa de sus intereses. Allí nos atacarán, nos acusarán de “no confiar en  los compañeros”, de “querer dividir a los trabajadores” y de “sembrar  desconfianza”. Es decir usarán todas las armas a su alcance, para que no se los controle, para no trabajar y vivir la gran mayoría del tiempo de negociación en negociación. Para ello necesitan también de un método burocrático, resolver a espaldas de los trabajadores, decidiendo todo, entre unos pocos. Por ello odian la democracia obrera.

 

Para enfrentar esta degeneración que se instaló en la dirección del movimiento obrero, se necesita combatir sus métodos y sus bases materiales. Hay que exigir la rotación en los cargos sindicales, que nadie permanezca más de un año en la dirección de los sindicatos y que luego de su mandato vuelvan a trabajar y a la base. También deben cobrar lo mismo que un obrero, deben vivir con el mismo salario y los viáticos -que deben ser excepcionales-  los debe autorizar y controlar una asamblea. Los descuentos sindicales no deben ser compulsivos, basta de descuentos por las patronales y el Estado; que los dirigentes cobren mensualmente el aporte sindical a los trabajadores cara a cara en su lugar de trabajo.

Otra de las consignas importantes es que la base decida todo, los dirigentes deben ser mandatados por la base y solo llevar adelante lo que se votó. No se debe delegar en los dirigentes ninguna potestad de decidir: no deben firmar un acuerdo, lanzar una lucha, un paro y no deben dar un solo paso, si no es consultado, debatidoy votado por las asambleas de base. La consigna central de esta época debe ser “que las bases decidan todo” y que “nadase firme sin consultarlas”.

 

Este Congreso del PIT-CNT es un Congreso burocrático, de espaldas a los trabajadores donde tanto la burocracia del sector llamado Articulación -afín al gobierno- y la gran mayoría de los otros sectores, incluida la máxima dirección de COFE, tienen algo en común con los primeros: el método de consenso y los acuerdos en las alturas así como  sus privilegios permanentes, que los alejan cada vez más de los trabajadores. Estos dirigentes priorizan la negociación y el diálogo con el gobierno y las patronales y firman acuerdos con ellos que  la gran mayoría de los trabajadores desconoce.

 

Solo una gran lucha y las medidas que arriba citamos podrán desterrar de nuestra clase a estos parásitos, para poner al frente del movimiento obrero una nueva dirección, clasista y democrática, que lleve adelante lo que la base decida.

 


 
  Contador de Visitas: 154158 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=