FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  Ante las elecciones del mes de Octubre
 

Ante las elecciones del mes de octubre

 

A los compañeros trabajadores y estudiantes del Frente Amplio

 

Durante décadas,  la lucha nos encontrado a los militantes de distintas corrientes en la misma trinchera,  enfrentando los atropellos contra nuestro pueblo. Juntos hicimos parte de la resistencia a la dictadura, peleamos por la restauración de las libertades democráticas, muchos nos opusimos a salida negociada con los militares en el llamado Pacto del Club Naval y exigimos el Juicio y Castigo a los golpistas, civiles y militares que torturaron y asesinaron a cientos de compañeros.

 

Juntos también venimos enfrentando  con huelgas y en las calles a los gobiernos de los partidos Colorado y Blanco,  reclamando por nuestros derechos, salarios, jubilaciones, contra las privatizaciones y la represión de estos gobiernos. Ya sabíamos que de estos partidos patronales nada podíamos esperar,  porque fueron por más de ciento cincuenta años quienes sometieron a las clase obrera y los sectores populares al imperialismo y sus políticas de hambre, miseria y represión.

 

En el año 2005, vivimos con ustedes la primera llegada al gobierno del Frente Amplio, respetamos sus ilusiones y alegrías, pero fuimos honestos y dijimos que este gobierno no mejoraría los problemas de fondo de los trabajadores y que mucho menos tomaría medidas socialistas. La cúpula dirigente del F.A. ya había rebajado el programa, sin ninguna real  consulta a las bases, porque ellos entienden que aun no es el momento de dar batalla a fondo contra el capitalismo, basta con “humanizarlo” a través de la negociación y por etapas.

 

Apenas asumió el gobierno de Tabaré Vázquez, lamentablemente muchos de nuestros análisis se hicieron realidad: millones de pesos fueron destinados por el gobierno para “salvar” el Banco Comercial luego devuelto a manos privadas. Contrariamente al programa histórico del FA, parte de la deuda externa fue pagada por adelantado y a pesar de ello, hoy debemos más que antes. La llegada de Bush a Montevideo por invitación del gobierno fue un punto álgido, más de diez mil compañeros nos juntamos en la calle para repudiar la presencia de este genocida, mientras el presidente Vazquez y la mayoría de los dirigentes frenteamplistas compartían con este asesino reuniones de todo tipo en busca de la firma de un TLC y como despedida,  un asado en la estancia presidencial de Anchorena.

 

Por las movilizaciones y protestas contra la presencia del genocida de Bush, un joven estuvo preso por meses, por romper un vidrio de Mac Donald. Atropellando las libertades democráticas, se llevó a la justicia a compañeros  por quemar una bandera de Estados Unidos, una acción común que siempre realizábamos  en nuestras manifestaciones contra el imperialismo. Estos hechos son solo algunos  pero alcanzan para mostrarnos  el abandono de las consignas históricas de la izquierda y e incluso de su discurso antiimperialista, por parte de las principales organizaciones que conforman el Frente Amplio y sus dirigentes históricos.

 

Pero nada quedó allí. Llegó la crisis económica y los que la estamos pagando como siempre somos los asalariados: centenares de trabajadores de las empresas privadas en seguro de paro,  rebaja salarial del 8% a los trabajadores del CASMU,  no cumplimiento por parte de las patronales privadas de los acuerdos firmados en los Convenios Colectivos. Y con mucho dolor vemos que desde el gobierno también se violan Convenios como el de COFE  y de Salud Pública, no pagando a los trabajadores públicos el aumento acordado. Por otra parte sube la luz, los combustibles, los alimentos, los alquileres, cosa que día hace más penosa la vida de quienes vivimos de un salario. Y ni que decir de los miserables aportes a los jubilados y a los compañeros desempleados.

 

Como decíamos al principio, compañeros, la lucha nos está encontrando y nos encontrará juntos  y compartimos con gran cantidad de ustedes que la única salida a esta situación es la derrota del capitalismo y la instauración del socialismo. Sabemos que ni Blancos ni Colorados, partidos burgueses y obsecuentes a las órdenes del amo del norte son una opción para los trabajadores y los pobres.

 

Pero el Frente Amplio no ha roto con estas políticas sino que,  lamentablemente,  en muchos aspectos las ha profundizado. Su política ha sido la de un Frente de conciliación de clases, que procura llevar las luchas obreras y populares a la vía muerta de la negociación y el acuerdo. La dirección del Frente Amplio actúa de espaldas a los reclamos de las bases.   Por ello, porque la experiencia demostró que el Frente no es la herramienta para avanzar al socialismo, es que no votaremos en octubre por el Frente Amplio ni por sus dirigentes  actuales, que en estos cinco años se han puesto al servicio y de mandaderos de las clases dominantes y del imperialismo.

 

Obviamente, no estamos por la vuelta al gobierno de los partidos patronales tradicionales, colorados y blancos. Pero un voto al Frente Amplio y sus dirigentes, después de la experiencia de  estos 5 años, sería un voto a favor de la conciliación de clases y de intentar  darle al capitalismo un “rostro humano”, profundizando las políticas de hambre, miseria y sometimiento a los dictados del imperialismo.

 


Izquierda Socialista de los Trabajadores hace un llamando a  nuestra clase, la clase trabajadora, a poner en pie un partido diferente, un partido que luche por imponer el socialismo sobre las ruinas del capitalismo y se cumplan los sueños de millones de explotados de construir un sistema social que acabe con el hambre y la miseria instaurando un gobierno obrero, popular y socialista, que solo será posible conquistarlo por medio de la movilización y la lucha.
 
  Contador de Visitas: 158751 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=