FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  Frenemos el avance de la impunidad con movilización y lucha!!
 
 

Frenemos el avance de la impunidad con movilización y lucha!!


El pasado 23 de febrero la Suprema Corte de Justicia declaraba la inconstitucionalidad de la ley que permitía que los crímenes de la dictadura no prescribieran, y la impunidad daba así, otro paso adelante. Fue una nueva bofetada para los familiares y todos los que día a día luchamos por verdad, justicia y castigo. La reacción no se hizo esperar, y el lunes 25 de febrero, una concentración en repudio a esta decisión de la SCJ, fue convocada por varias organizaciones, entre ellas, y muy llamativamente, el Frente Amplio.

Independientemente de los convocantes, la concentración que juntó varios miles de personas, mostró la bronca y la disposición a la lucha para terminar con la impunidad. Pero no solo mostró la bronca contra la SCJ, sino también contra la propia dirección del  Frente Amplio y del PIT-CNT.

Para entender por qué el Frente Amplio es incapaz de llevar a fondo una lucha contra la impunidad, es necesario un análisis de fondo.

El Pacto del Club Naval de 1984: el comienzo de la impunidad
A fines del año 1984 se celebró en nuestro país el llamado Pacto del Club Naval.
¿Qué fue esto? La dictadura, ya acorralada por las movilizaciones y con grandes posibilidades de ser derrotada, convocó a los partidos políticos a instrumentar una “salida pacifica”.

En este Pacto, que se realizó en el Club Naval, participaron el Partido Colorado, el Frente Amplio y la Unión Cívica, no así el Partido Nacional, ya que la dictadura había arrestado y puesto en prisión a Ferreira Aldunate. Ese acuerdo que se plasmó en el acta 19, permitió que los militares proscribieran candidatos para presentarse a las elecciones de 1985 y que las Fuerzas Armadas quedaran intactas, permaneciendo todos los mandos en sus cargos aún después de esas elecciones.

Producto de este Pacto, el presidente Colorado Julio María Sanguinetti, envió al parlamento y se aprobó por Blancos y Colorados, una Ley llamada de Caducidad de la pretensión punitiva del Estado, que dejaba así libres y sin juzgar, a la casi totalidad de los más grandes asesinos y torturadores de nuestra historia reciente.


La política del Frente Amplio después de la victoria electoral de 2005
Grandes expectativas se abrieron cuando el Frente Amplio logró por primera vez llegar al gobierno con Tabaré Vázquez como presidente, y con mayoría parlamentaria.

Pero El Frente Amplio no solo no anuló la impunidad, sino que comenzó una política de “reconciliación” y “dar vuelta la página”, que se mantiene hasta nuestros días, limtándose únicamente a meter presos a un puñado de milicos en cárceles VIP, y que tienen el lujo de salir con sus rancias declaraciones ante cualquier nueva noticia relacionada a los DDHH.

Así el FA, por medio de Tabaré Vázquez, buscó transformar el 19 de Junio en el “Día del nunca más”, así vimos en 2007 esos “festejos” en la plaza Independencia, el abrazo de Tabaré Vázquez con Pedro Bordaberry, hijo del golpista y defensor a ultranza de la dictadura. Pero Tabaré no estaba solo en los actos, allí se hicieron presentes, José Mujica, Marina Arismendi (Partido Comunista), Rafael Michelini, y varios dirigentes del FA, que se juntaron para el acto de reconciliación con los asesinos y torturadores de nuestros compañeros.

Vázquez también respaldó el proyecto del fascista Daniel García Pintos, donde se buscaba resarcir a los “militares caídos víctima de la sedición”, alimentando la teoría de “los dos demonios”.

Mujica profundiza la política de reconciliación
Con la segunda victoria electoral del FA, Mujica se puso a la cabeza de esta política, para profundizarla aún más.
Mujica utiliza todo su prestigio como ex-tupamaro al servicio de esta política de reconciliación. Así es que nos hemos cansado de escuchar declaraciones como que no hay que tener presos a los “viejitos”, que está dispuesto a “perdonar” si dicen la verdad (poniéndose en sintonía con los militares que declaran que no puede haber “verdad si hay justicia”), Mujica también “aconsejó” no votar la Ley Interpretativa, y durante este segundo gobierno, se han puesto trabas en las investigaciones por los desaparecidos, como la investigación prohibida por Huidobro en el Batallón 13.

¿Por qué el Frente Amplio no es consecuente en la lucha contra la impunidad?
En definitiva, lo que preocupa a los dirigentes frenteamplistas, Lo que quieren, igual que los partidos Blanco y Colorado, es seguir cumpliendo con pactos que se hicieron a la salida de la dictadura con los milicos, como el Pacto de Club Naval y otros “acuerdos”, que hoy algunos dirigentes reconocen públicamente. En ellos se acordó con las Fuerzas Armadas golpistas, que no iban a ir a la cárcel, y esa es la verdadera razón de fondo de lo que esta pasando con los Derechos Humanos.

La lucha consecuente contra la impunidad lleva al cuestionamiento mismo de las Fuerzas Armadas y de la “Justicia”, dos instituciones clave que este sistema capitalista necesita para mantener el “orden social” que solo favorece a los patrones, empresarios y multinacionales.

El Frente Amplio es incapaz de llegar a fondo en esta tarea, porque es un partido más de este sistema capitalista, y para nada le interesa profundizar una lucha que puede poner en jaque las propias instituciones burguesas. En este sentido, Vázquez y Topolansky declararon que acatarían el fallo de la SCJ, el fallo de esta “Justicia” para los ricos.

Que el FA fuera uno de los convocantes a la concentración del pasado 25 de febrero tenía varios objetivos: quitarse responsabilidades por el avance de la impunidad (“La SCJ es responsable de la impunidad, no nosotros”) y utilizarla como válvula de escape para la bronca popular, sin dar continuidad a esta lucha apremiante por nuestros compañeros asesinados y torturados.

El Frente Amplio es un partido que maneja muchísimo dinero y muchos medios, podría haber hecho una gran convocatoria, por los medios masivos de comunicación, empapelando la ciudad, o sea, garantizando una gran convocatoria contra el avance de la impunidad, pero por las razones que venimos exponiendo no lo hizo, ni lo va a hacer, solo se limitó a algunos volantes que convocaban a la concentración.

Además, es el propio sistema político (parlamentarios colorados, blancos y frenteamplistas) el que vota a los miembros de la Suprema Corte de Justicia, mostrando la responsabilidad que tienen los partidos, y mostrando que esta justicia no es independiente como nos quieren hacer creer, es la Justicia que defiende y deja libres a los torturadores, a los Peirano, a los Paco Casal, y que solo mete preso a los luchadores y a los pobres.

Hay que frenar el avance de la impunidad con movilización y lucha
Después de la gran concentración donde muchos nos hicimos presentes, se hace urgente darle continuidad a esta lucha. Necesitamos organizar una pelea encabezada por las organizaciones de DDHH y el PIT-CNT, que debe romper la conciliación con el gobierno también en este tema, combatiendo contra todos los que buscan confundir, desviar y desmontar la lucha.

Solo la movilización y la lucha son garantía de lograr el fin de la impunidad, metiendo presos a todos los milicos asesinos y torturadores de cientos de nuestros compañeros.
Desde Izquierda Socialista de los Trabajadores colocamos nuestras humildes fuerzas a disposición de esta gran batalla que todos los trabajadores y el pueblo tenemos pendiente para derrotar y enterrar de una vez por todas a la Impunidad y todos sus sostenedores.

      - Los crímenes de la dictadura son de Lesa Humanidad y no prescriben!!

-         Verdad, Justicia y Castigo!!

-         Basta de Pactos con los milicos!! Cárcel común para golpistas y torturadores!!

-          Ninguna confianza en esta “Justicia” para los ricos!!

-         Desmantelar el aparato represivo!! Esta son las mismas FFAA de la dictadura.

11/3/12

 

 
  Contador de Visitas: 158703 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=