FRENTE AL CAPITALISMO EN CRISIS SOLO HAY UNA ALTERNATIVA: REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
   
  -
  Día Internacional de la Mujer
 
 

Día Internacional de la Mujer

 

Se conmemora este 8 de Marzo, otro año del Día Internacional de la Mujer. Muchos dirigentes políticos y los grandes medios de comunicación, afirman que la desigualdad entre hombres y mujeres ya no existe, que es ínfima, que se trabaja mucho para avanzar en este tema y que la situación actual de la mujer está muy por encima que en años anteriores. También nos muestran para sustentar esto, que actualmente hay mujeres ocupando lugares importantes, sobre todo dentro de la política, pero también en otros ámbitos como la ciencia, el arte, etc.

 


El origen del Día Internacional de la Mujer Trabajadora

 

En 1910, en la Conferencia de Mujeres Socialistas realizada en Copenhague, se resolvió aceptar la propuesta de Clara Zetkin (dirigente de la Segunda Internacional) de  instaurar el 8 de Marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, día de lucha y homenaje recordando las trabajadoras que tras comenzar una huelga en la fábrica textil “Cotton” contra sus condiciones precarias de trabajo, y sus bajísimos sueldos, la patronal respondió incendiando y asesinando a las obreras.

 

Actualmente, se intenta banalizar el Día de la Mujer, transformarlo en un día vacío de contenido. Las empresas aprovechan para vender sus productos, se intenta colocarlo como un día festivo donde simplemente se celebra la condición de mujer, y queda olvidado durante el resto del año.

 

 

La realidad para las mujeres trabajadoras

 

Las mujeres enfrentan la opresión del machismo día a día:

salarios más bajos por la misma tarea, mayor desempleo, acoso sexual, agresión verbal o psicológica, etc. En muchos trabajos no se aceptan mujeres embarazadas, o que tengan pensado tener un hijo, ya que no sería conveniente para la empresa tener que otorgar la licencia maternal.

 

Su figura se ve totalmente degradada por los grandes medios de comunicación, donde presentan a la mujer como un objeto para “deleitar” al hombre, las empresas las utilizan como marketing para vender sus productos, propagando así el machismo entre la población y ridiculizando la figura femenina.

 

Además de esto, la mujer no solo se encarga de su trabajo, sino que además debe encargarse de la crianza de los hijos, y de todas las tareas domésticas.

 

La violencia contra las mujeres

 

La violencia contra las mujeres crece año a año.

Según las cifras manejadas por el Ministerio del Interior, en el 2005, hubo 5037 denuncias por violencia doméstica, las cuales fueron creciendo a lo largo del quinquenio, llegando en 2010, a realizarse 11.255 denuncias, o sea, un aumentó de más del doble.



 

 

Además el Ministerio del Interior dice que:

“Se reciben 42 denuncias por violencia doméstica cada día (una cada 35 minutos)”

 

“Existe un porcentaje considerable de violencia doméstica que queda oculto bajo otras tipificaciones: lesiones, amenazas, violaciones, suicidios, etc”.

 

“En Uruguay, aproximadamente cada diez días se mata a una mujer por violencia doméstica”

 

“Sumando las tentativas y los homicidios consumados, cada semana se mata o se intenta matar a una mujer por violencia doméstica”[1]

 

 

Es necesaria la lucha de las mujeres

 

Para que las mujeres puedan finalmente terminar con la opresión que las somete el capitalismo, es necesaria una lucha contra este sistema que sostiene y propaga el machismo, y que utiliza las diferencias para aumentar la explotación y poner a los trabajadores contra ellos mismos como lo hace con los inmigrantes, los negros, y  las mujeres.

 

Las mujeres trabajadoras deben unirse para luchar por la legalización del aborto seguro y gratuito, para  tener derecho a decidir sobre su cuerpo, y no mueran más mujeres trabajadoras en clínicas clandestinas sin ningún tipo de seguridad.

Es necesaria la lucha por lavaderos y guarderías públicas, y todo lo que sea necesario para liberarla del trabajo doméstico.

 

Este problema no es un problema solo de género, sino también de clase, las mujeres empresarias, ricas, burguesas, no sufre ningunos de los problemas que sufre la mujer trabajadora, nunca murió una mujer burguesa por un aborto mal realizado, no está atada a las tareas domésticas, etc.

 

Marx, Lenin y Trotsky, colocaron la lucha de las mujeres, como una de las principales tareas de los trabajadores, y esa lucha está más que vigente.

Es necesario un combate permanente contra el machismo en la vida cotidiana, dentro de los partidos políticos, los sindicatos, y cualquier organismo de los trabajadores.

Es una tarea importante conseguir más y más derechos para las mujeres dentro del capitalismo, pero debemos saber que hasta no acabar con él, todas las conquistas son efímeras, y para consolidarlas será necesaria la revolución socialista.

 

[1] Datos extraídos del sitio web del Ministerio del Interior: www.minterior.gub.uy

Izquierda Socialista de los Trabajadores
8/3/11

 

 
  Contador de Visitas: 158702 visitantes ¡Proletarios de todos los países, uníos!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=